10 consejos para salvarte de una multa

Si te detienen, no siempre terminan levantándote una infracción.

Ford Interceptor
Ford Interceptor
Foto: Ford media

Como conductores de autos, somos propensos a cometer infracciones de tránsito, aunque muchas veces sea sin intención. Sin embargo, cuando algo hacemos mal, lo menos que merecemos es aprender de la lección. Si ya cometiste el “error”, lo mejor es que lleves a cabo los siguientes consejos luego de que el patrullero o policía te ordene que te detengas. Con suerte evitarás la multa.

10 Orillarse

Lo más importante es salir rápido del flujo vehicular y encontrar un sitio seguro (tanto para ti como para el oficial) para aparcar. Decir que salgas rápido del flujo vehicular no quiere decir que lo hagas a 60 mph, sino que lo hagas lo más pronto posible.

9 Apaga el motor

Una señal de que no vas a intentar huir es el hecho de que tengas apagado el auto. Es un punto que los oficiales toman mucho en cuenta.

8 Manos en el volante

Otro punto muy importante es el de mantener las manos en el volante para que el oficial vea que no tienes nada que esconder.

7 Prende la luz

Cuando sea necesario, hay que prender las luces del interior de tu auto para que la autoridad te pueda ver claramente (y a tus acompañantes).

6 Trata de estar en silencio

Este tipo de silencio es de los que sí ayudan. Además de estar en silencio hay que prestar atención a todas las cosas que el oficial nos dice.

5 Mantén en silencio a los demás

Nunca falta que mientras el oficial habla con el conductor, los demás ocupantes siguen con el ruido, las bromas y los gritos. ¡Evítalo a toda costa!

4 No mientas

La mentira no te va a llevar muy lejos, o tal vez sí, a la cárcel más cercana. Si tuviste el valor o el error, hay que admitirlo… siempre es mejor.

3 Adentro del auto

Quédate en el interior de tu auto hasta que el oficial diga lo contrario. Este punto es muy importante y le garantiza seguridad al oficial.

2 Quítate la mala actitud

El policía no es el culpable de que algo hayas hecho mal. Mientras más decente y respetuoso seas, seguro así te tratarán a ti también.

1 No discutas

Olvida esos aires de “reclamador” profesional y tómalo por el lado bueno. Aprende de esta ocasión y acepta que lo hiciste mal. Y sí, no discutas que no estás con tus amigos en el bar.