En LA, el alquiler consume un promedio de 60% de los ingresos en comunidades latinas

Esta carga dificulta la movilidad ascendente, sobre todo ahorrar para comprar una casa
En LA, el alquiler consume un promedio de 60% de los ingresos en comunidades latinas
Foto: J. Emilio Flores / La Opinion

La mayoría de los inquilinos en Los Ángeles se ajustan a la definición del término federal “cost-burdened”, lo cual significa que utilizan más del 30% de sus ingresos en pagar el alquiler. Con esa carga encima, los inquilinos se limitan a hacer otras compras, lo cual impacta a la economía entera y a la estructura social.

La carga es aún mayor entre las comunidades latinas y afroamericanas, quienes en promedio utilizan aproximadamente 63% de sus ingresos para tener donde vivir. Esto se debe a una combinación de alquileres excesivamente altos y una amplia desigualdad salarial en la que ellos suelen ocupar los peldaños laborales más bajos. En el condado de Los Ángeles, el salario medio de estas comunidades es  de aproximadamente $28,000 al año.

En comparación, los anglosajones utilizan 50% de sus ingresos para pagar el alquiler en la ciudad. Entre todos los grupos raciales,  esta carga impide la movilidad ascendente, ya que no permite, por ejemplo, ahorrar para comprar un hogar.

Sandra McNeill, directora ejecutiva de TRUST South LA, una organización sin fines de lucro que lucha contra el desplazamiento de residentes de larga duración debido al aumento del valor de las propiedades, señala un plan integral para remediar los problemas estructurales que contribuyen al estancamiento económico. Hace falta, enfatiza, construir viviendas asequibles, sobre todo cerca de las paradas del Metro, así como abogar por salarios más altos. El control de alquiler e inversiones en organizaciones que ayudan a grupos desaventajados a comprar casa también deben tener prioridad.