Distrito escolar de Long Beach acusado de malversación de fondos

Los fondos serían designados para alumnos de bajos recursos, aprendices de inglés como segundo idioma y niños de crianza
Sigue a La Opinión en Facebook
Distrito escolar de Long Beach acusado de malversación de fondos
Los programas ofrecen un lugar seguro y un ambiente positivo para los niños.
Foto: Aurelia Ventura / La Opinión

Padres de familia y organizaciones comunitarias han acusado formalmente al Distrito Escolar Unificado de Long Beach (LBUSD por sus siglas en inglés) de malversación de fondos designados para alumnos de bajos recursos, aprendices de inglés como segundo idioma y niños de crianza.

De acuerdo a Angélica Jongco, la abogada que representa a quienes interpusieron la queja, el LBUSD utilizó $40 millones de dólares para cubrir gastos generales, incluyendo sueldos y prestaciones del personal y material de instrucción, en lugar de programas enfocados en los tres antedichos grupos de alumnos.

Por su parte, el LBUSD, alega que como 70% de sus alumnos caben dentro de una de las tres categorías, los gastos fueron hechos con fin de mejorar la calidad de educación para ellos y todos los demás estudiantes.

En entrevista con la radioemisora KPCC, Jongco acordó que el distrito tiene el derecho de usar fondos designados para los tres grupos de alumnos en gastos fundamentales, siempre y cuando puedan detallar claramente cómo van a medir el grado de consecución de los alumnos con mayor necesidad en relación a los gastos. Esto, dijo Jongco, es algo que el LBUSD no ha hecho, ni si quiera después de que el Departamento de Educación del Condado de Los Ángeles le exigió explicar su razonamiento.

Los padres de familia y organizaciones comunitarias no solo presentaron la queja ante el distrito, sino también ante el condado, alegando que fallaron en su labor de supervisar cómo el LBUSD maneja el dinero del estado.

El reclamo requiere que ambos respondan a la queja dentro de los próximos 60 días.

En función de la respuesta ofrecida, Jongco podría optar por llevar la queja a nivel estatal.