VIDEOS: Misiones de NASA revelan mundos con océanos en el Sistema Solar

Las misiones de la NASA dentro de nuestro Sistema Solar están revelando datos impresionantes sobre las lunas oceánicas de Júpiter y Saturno

Los descubrimientos de 
de Cassini y Hubble ayudarán a la búsqueda más amplia de vida más allá de la Tierra.
Los descubrimientos de de Cassini y Hubble ayudarán a la búsqueda más amplia de vida más allá de la Tierra.
Foto: NASA/JPL-Caltech

Dos misiones veteranas de la NASA están proporcionando nuevos detalles sobre las heladas lunas oceánicas de Júpiter y Saturno, aumentando aún más el interés científico de estos y otros “mundos con oceános” en nuestro sistema solar y más allá. Los hallazgos se presentan en artículos publicados el jueves por investigadores de la misión Cassini de la NASA a Saturno y el Telescopio Espacial Hubble.

En sus investigaciones, los científicos de Cassini anuncian que una forma de energía química de la que la vida puede alimentarse parece existir en la luna de Saturno Enceladus, y los investigadores del Hubble informan de evidencia adicional de plumas que estallan de la luna de Júpiter Europa.

“Este es el más cercano que hemos llegado, hasta ahora, a la identificación de un lugar con algunos de los ingredientes necesarios para un entorno habitable”, dijo Thomas Zurbuchen, administrador asociado de la NASA Science Mission Directorate en la Sede en Washington. “Estos resultados demuestran la naturaleza interconectada de las misiones científicas de la NASA que nos están acercando a responder si realmente estamos solos o no”.

El trabajo de investigadores de la misión Cassini, publicado en la revista Science, indica que el gas de hidrógeno, que potencialmente podría proporcionar una fuente de energía química para la vida, se vierte en el océano subsuperficial de Enceladus como muestra la actividad hidrotérmica en el fondo marino:

Este gráfico ilustra cómo los científicos de la misión Cassini de la NASA piensan que el agua interactúa con la roca en el fondo del océano de la luna helada Encelado de Saturno, produciendo gas hidrógeno (H2). NASA/JPL-Caltech/Southwest Research Institute

La presencia de hidrógeno en el océano de la luna significa que los microbios -si es que existen- podrían utilizarlo para obtener energía combinando el hidrógeno con dióxido de carbono disuelto en el agua. Esta reacción química, conocida como “metanogénesis” porque produce metano como un subproducto, está en la raíz del árbol de la vida en la Tierra, e incluso podría haber sido crítica para el origen de la vida en nuestro planeta.

La vida tal como la conocemos requiere tres ingredientes primarios: agua en estado líquido; una fuente de energía para el metabolismo; y los ingredientes químicos correctos, principalmente carbono, hidrógeno, nitrógeno, oxígeno, fósforo y azufre.

Con este hallazgo, Cassini ha demostrado que Enceladus – una pequeña luna helada a un billón de millas más lejos del sol que la Tierra – tiene casi todos estos ingredientes para la habitabilidad. Cassini aún no ha demostrado que el fósforo y el azufre están presentes en el océano, pero los científicos sospechan que sí, ya que se cree que el núcleo rocoso de Encelado es químicamente similar a los meteoritos que contienen los dos elementos.

El artículo que detalla los nuevos hallazgos del telescopio espacial Hubble, publicado en The Astrophysical Journal Letters, informa sobre las observaciones de Europa a partir de 2016, en las que se observó una probable pluma de material que brota de la superficie lunar en el mismo lugar donde Hubble vio evidencia de una pluma en 2014.

Estas imágenes refuerzan la teoría de que los penachos de Europa podrían ser un fenómeno real, evidencia de erupción de agua desde el interior de la luna, algo que sucede intermitentemente en la misma región en la superficie de la luna.

Para obtener más información sobre los mundos oceánicos en nuestro sistema solar y más allá, visita Ocean Worlds (solamente en inglés)