Educación sobre medio ambiente para jóvenes es clave para tener éxito en el siglo XXI

Sigue a La Opinión en Facebook
Educación sobre medio ambiente para jóvenes es clave para tener éxito en el siglo XXI
Gabriela Ortiz y Mario Vazquez dijeron que es bueno ayudar a mantener limpia la ciudad donde viven.
Foto: Jacqueline García / La Opinión

Nosotros, José Flores, educador veterano con 25 años de experiencia y Cindy Montañez, Directora Ejecutiva de TreePeople (organización ambiental con sede en Los Ángeles) respectivamente, hemos visto que educar a nuestros jóvenes al aire libre es una de las herramientas educativas más poderosas. El haber vivido la injusticia ambiental, puesto que crecimos en Brawley (cruzando la frontera con México) y en la zona noreste del Valle de San Fernando Valley (una de las zonas de mayor pobreza en el estado), nos sirve de motivación para educar y fortalecer a los jóvenes.

Hemos demostrado que el contacto con el medio ambiente local y el mundo natural expande la curiosidad de nuestros estudiantes y los motiva a aprender como mejorar sus comunidades. Este enfoque tiene excelentes resultados con la educación de Ciencias, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas (STEM, por sus siglas en inglés), prepara a los jóvenes para empleos relacionados con la sostenibilidad del medio ambiente y los motiva ser involucrados en mejorar sus comunidades.

Desafortunadamente en California no hay suficientes escuelas publicas con los recursos necesarios para hacer de la educación ambiental un componente central en su plan de estudios. Este problema es mas prominente en escuelas localizadas en comunidades de bajos ingresos y comunidades predominantemente latinas. Como consecuencia, esto pone a desventaja a miles de estudiantes en empleos de tecnología verde que crecen con la máxima rapidez, y no consigue habilitarlos para desarrollar soluciones en mejor planificación urbana, salud pública y desafíos ambientales en sus comunidades.

California ha prometido fortalecer su liderazgo mediante al cambio climático y el planteamiento de la adaptación climática y su mitigación. Este compromiso debe incluir una mayor inversion para educar a nuestros estudiantes en las ciencias de vanguardia y la educación ambiental con un enfoque constructivo. Miles de estudiantes viven en las comunidades que son la primera línea frente a la injusticia climática. Ademas, se encuentran en mayor riesgo de sufrir los efectos nocivos de las aguas contaminadas, el calor extremo, la sequía, la falta de arboles y follaje, la exposición a toxinas y la peor calidad del aire en toda la nación. La incapacidad para invertir en la capacitación de la generación futura de científicos, innovadores y líderes de nuestras comunidades coloca a California en una trayectoria que costara al estado millones de dólares en costos de salud y días de ausencias escolares y laborales.

Día con día observamos las oportunidades transformadoras de aprendizaje y empoderamiento que pueden lograrse cuando un grupo de estudiantes se reúne con negociantes e innovadores de la tecnología verde y, juntos, realizan proyectos de investigación,plantan árboles en sus comunidades, instalan monitores de calidad del aire y participan en reuniones del ayuntamiento local influyendo el proceso de toma de decisiones para reducir su exposición a la contaminación.

Como la quinta economía mas fuerte del mundo, California tiene que ser líder nacional al garantizar que sus estudiantes tengan conocimiento sobre el cambio climático. California cuenta con un Comité Directivo de Educación Ambiental (financiado por el sector privado) que implementa una filosofía que el Superintendente de Enseñanza Pública, Tom Torlakson, ha expresado en su obra Proyecto para la Educación Ambiental (Blueprint for Environmental Literacy).

Ahora hacemos un llamado el gobernador y la asamblea estatal que apoyen el proyecto de ley SB 424 por el senador Ben Allen, que garantiza los recursos necesarios para lograr la educación sobre el medio ambiente. El proyecto de ley SB 424 impulsaría la inversión privada en apoyo a la educación STEM y las carreras técnicas, así como las metas estatales de acción respecto al clima. La SB 424 da prioridad a la equidad, la inclusión y la relevancia cultural. Ademas, enlaza a los empleadores interesados en el medio ambiente con los esfuerzos en educación técnica; facilita la inclusión de la educación ambiental en los planes y presupuestos distritales; promueve el aprendizaje professional y el uso de materiales didácticos de alta calidad, orientados con los estándares y las experiencias de aprendizaje al aire libre.

Los estudiantes de California pueden lograr una comprensión integral de su medio ambiente, aportar sus habilidades de pensamiento crítico y de resolución de problemas sobre los retos ambientales para tener la oportunidad de ejercer una carrera en las ciencias y en los ocupaciones que enfoque al medio ambiente, la cual está en aumento. Para que sea posible alcanzar estos resultados, tanto la asamblea legislativa como el gobernador deben dar el paso decisivo e invertir en nuestro recurso natural más preciado: nuestros jóvenes.


José Flores es maestro de Civismo e Historia de Estados Unidos en la preparatoria Brawley Union ubicada en Brawley, California. Fue galardonado con el Premio Presidencial a la Innovación para Educadores Ambientales 2015-2016 por la Agencia de Protección Ambiental y el Concilio de la Casa Blanca sobre Calidad Ambiental.

Cindy Montañez es la Directora Ejecutiva TreePeople, una organización ambiental sin fines de lucro que ha trabajado con más de 1 millón de estudiantes en los últimos 40 años para ofrecer capacitación en educación ambiental. Anteriormente fungió como miembro de la Asamblea de California y actualmente es miembro de la Mesa Directiva del Instituto de Medio Ambiente y Sustentabilidad de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA).