Extorsión, robo y acecho: los cargos que enfrenta un abogado y su esposa

Rogelio Morales, abogado de Riverside, fue arrestado junto con su e

Varias personas acusan al abogado Rogelio Morales de indiscriminadamente demandar a negocios latinos por presunta discriminación.
Varias personas acusan al abogado Rogelio Morales de indiscriminadamente demandar a negocios latinos por presunta discriminación.
Foto: Alejandro Cano / Especial para La Opinión

El abogado en inmigración Rogelio Morales fue arrestado la noche del jueves junto a su esposa Mireya Arias por las autoridades de Riverside bajo cargos de extorsión.

Según datos de la corte superior del condado de Riverside en la misma ciudad, Morales, de 39 años de edad, enfrenta un total de 58 cargos penales, incluyendo 46 felonías, entre ellos extorsión, robo, y acecho con orden de restricción activa, entro otros.

Por su parte, Arias, de 32 años de edad, enfrenta menos cargos, incluyendo intento de extorsión, y robo.

Datos obtenidos por La Opinión indican que Morales y Arias fueron arrestados alrededor de las 10:11 p.m. del jueves a escasas cuadras de su hogar en la ciudad de Riverside. La pareja fue llevada al centro de detención Robert Presley en donde se le fijo a Morales una fianza de $770,000 dólares, mientras que Arias fue fijada una fianza de $275,000 dólares.

La pareja deberá encarar a un juez el próximo 25 de abril a las 8 a.m. en la Corte Superior de Riverside.

Morales ha estado en el ojo del huracán desde mediados del año pasado tras demandar a varios pequeños negocios para después intentar extorsionarlos.

A finales de julio del año pasado, decenas de empresarios y residentes del área de Riverside repudiaron una serie de demandas entabladas por Morales en representación de Arias, su actual esposa, bajo argumento de discriminación de género.

Los empresarios calificaron las querellas como una forma de extorsión, ya que días después de recibir notificación de la demanda, Morales les brindaba la opción de pagar unos cuantos miles de dólares para evitar pisar la corte.

En ese entonces, Morales argumentó que la ley le permitía entablar el número deseado de demandas con el fin de erradicar la discriminación de género. Sin embargo y desde entonces, la corte ha fallado a favor de varios negocios pequeños.

Para Rosa Elena Sahagún, abogada en inmigración con sede en Riverside y quien ayudó a los empresarios a organizarse, el arresto de la pareja envía a la comunidad un mensaje claro y conciso de que todo aquel que busca aprovecharse del sudor honesto de los inmigrantes deben saber que hay solidaridad entre la comunidad y un espíritu de lucha que no será apagado.

“Desde la primera protesta el mensaje fue claro, “no somos tu plan de retiro” y con ese mensaje, fue creciendo el apoyo a los pequeños negocios. El organizar a la comunidad ha afectado mi vida ya que vivo con temor por mi seguridad a raíz de la ira que se desató con mi involucramiento”, comentó Sahagún a La Opinión.

En efecto, debido al constante acecho a través de mensajes en redes sociales, correos electrónicos y llamadas de teléfono perpetradas por Morales, Sahagún se vio en la obligación de buscar una orden de restricción, la cual se le fue otorgada. A Morales también se le acusa de violar dicha orden de restricción.

Sahagún agradeció el apoyo del abogado Bryan Owens, quien representa a la mayoría de los negocios demandados.

“Bryan Owens ha sido clave, un inviolable escudo que protegió a cada negocio en contra del abogado Morales y su ahora esposa Arias”, añadió Sahagún.

Morales entabló 10 demandas en contra de pequeños negocios en un periodo de mes y medio el año pasado. Su modus operandi incluía la visita a un negocio y solicitaba información de precios, luego regresaba junto a Arias y pedía la misma información.

Morales alegaba discriminación de género cuando los precios variaban por género—algo que fue catalogado como absurdo por los empresarios ya que los servicios elaborados en la mujer requieren de mayor atención y material.

Luis Zamora, de 46 años y dueño de Latinas Hair Salon, fue uno de los demandados por Rogelio, cuyo caso aún sigue pendiente.

“Estoy muy contento ya que esta pareja no podrá hacerle daño a otra gente. Los empresarios locales vivíamos con el temor de mas demandas. En lo personas ese abogado quiso ponerme una orden de alejamiento pero fracaso. A mis empleadas también las demandó. Espero aprenda su lección“.

El juicio en contra de Zamora está pactado para el 1 de mayo, ahora no se sabe cuál será el destino de ese juicio.

De esa manera, Morales demando a salones de belleza, y tintorerías del área de Riverside. Cuando fue expuesto por La Opinión, Morales intentó tomar represalias en contra de este reportero bajo argumento de malicia. Un juez desestimó la demanda y en su opinión argumentó que este reportero solo ejercía su labor protegida por la Constitución de los Estados Unidos.