EPA de Trump apreba pesticida que envenena a trabajadores agrícolas

Vínculos de Trump y Dow Chemical llevaron a que EPA diera vía libre al pesticida
EPA de Trump apreba pesticida que envenena a trabajadores agrícolas
Foto: HECTOR MATA / AFP/Getty Images

Más de 50 trabajadores agrícolas en Bakersfield, California se intoxicaron con el controvertido pesticida que la Agencia de Protección Ambiental (EPA) aprobó el mes pasado ante la oposición de la comunidad científica.  

El 5 de mayo, los trabajadores que cosechaban en una granja de madarinas fueron expuestos al pesticida mientras trabajaban en los huertos fumigados con Vulcan.

El ingrediente activo de Vulcan es el Clorpirifos, un químico ligado a serios problemas con la salud humana. Este controvertido pesticida es fabricado por Dow AgroSciences, una división de Dow Chemical.

El Clorpirifos estaba programado para ser prohibido por la Agencia de Protección Ambiental de EEUU bajo la administración de Obama.

Bajo la nueva administración de Trump, que ha dicho públicamente que quiere levantar las regulaciones de la EPA, en cabeza de su nuevo director y en concubinato con las empresas de agro químicos se aprobó el uso de este pesticida. La decisión indignó a amplios sectores del país.

Fueron aproximadamente 12 trabajadores que presentaron fuertes síntomas de intoxicación al entrar en contacto con el Clorpirifos. De inmediato el área fue descontaminada. 11 de los 12 trabajadores agrícolas afectados abandonaron el lugar antes de que les prestaran ayuda médica, se cree que por miedo a que se develara su estado migratorio. El único trabajador que se quedó en el lugar fue llevado a un hospital para realizar la respectiva descontaminación.

“Cualquier persona que estuvo expuesta a la substancia le pedimos que busque atención médica inmediatamente. No esperes. Especialmente si está sufriendo de cualquier síntoma. Si tiene náuseas, vómitos o diarrea, busque atención médica de inmediato “, dijo Michelle Corson, oficial del departamento de salud pública del condado de Kern, California.

El Clorpirifos, es un insecticida que ha sido utilizado durante más de 50 años en una variedad de cultivos como naranjas, manzanas, cerezas, uvas y brócoli. Sin embargo según estudios recientes se ha comprobado que puede causar síntomas neurotóxicos en los seres humanos como náuseas, mareos y vómito.

Cuando trabajadores se exponen a altas dosis con el pesticida, pueden sufrir desde parálisis respiratoria hasta la muerte. Un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Columbia encontró que la exposición continua con este pesticida afecta la función cerebral de los niños.

Un estudio de 2012 de la Universidad de California en Berkeley encontró que el 87 por ciento de las muestras de sangre de cordón umbilical de bebés recién nacidos analizados contenían niveles detectables de Clorpirifos.

También se han encontrado rastros de la sustancia química en alimentos y fuentes de agua potable.

Durante años grupos ambientalistas han presionado al EPA para que examine la correlación entre el uso de pesticidas y los problemas que podrían afectar a los trabajadores a nivel orgánico y celular . Sin embargo Dow Chemical, fabricante del pesticida ha luchado por años para evitar cualquier tipo de regulación en su contra.

No obstante la relación entre Trump y Dow Chemical es de tiempo atrás. Su CEO, Andrew N. Liverises, es asesor cercano a Trump. Por su parte la empresa agro química donó un millón de dolares para financiar las festividades cuando Trump se posesionó como presidente.

En 2016 Dow Chemical invirtió 13.6 millones de dólares para evitar cualquier tipo de prohibición sobre su pesticida. Quedó bien claro que el dinero es el que manda en cuestiones ambientales en la adminsitración Trump.