Qué puede hacer el LAPD para proteger a inmigrantes de Trump

En una junta con la policía angelina, activistas detallaron cinco puntos claves para cerciorar la seguridad de indocumentados en Los Ángeles

Guía de Regalos

Qué puede hacer el LAPD para proteger a inmigrantes de Trump
ICE dio a conocer fotos de las redadas de la pasada semana en diversas ciudades del país.
Foto: Cortesía/ICE

¿Qué puede hacer la policía angelina para tener la confianza de su comunidad inmigrante? Esta es la pregunta que se planteó durante una junta comunitaria en la que activistas promigrantes dejaron claro a la Policía de Los Ángeles (LAPD) su pensar sobre el tema.

Pese que por 40 años el LAPD ha mantenido en vigor la Orden Especial 40, la cual prohíbe que uno de sus uniformados funja como agente de inmigración, los activistas hicieron mención de cinco puntos durante la junta del martes en la Comisión de Policías de Los Ángeles que son de interés para la comunidad migrante de Los Ángeles.

Te los detallamos aquí.

1. Operaciones conjuntas con ICE

No, el LAPD no ayuda a la Oficina de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) cuando se trata de temas específicos de inmigración, pero la agencia angelina no descarta por completo otros operativos de trabajo multiagencias encaminados a combatir la trata de personas, pandillas transnacionales, crímenes de Internet contra niños y otras actividades. Defensores argumentaron que la agencia migratoria aprovecha estas redadas para revisar el estatus legal de personas que no son delincuentes. Esto ha resultado en arrestos y deportaciones no vinculadas con el operativo.

Tal fue el caso de Teresa Vidal-Jaime, una inmigrante indocumentada que fue detenida el mes pasado durante un operativo antidrogas en Boyle Heights. La mujer está en proceso de ser deportada, pese que no era culpable.

Charlie Beck, jefe del LAPD, dijo que a los agentes de la corporación que trabajan con estas agencias se les dice específicamente que no ayuden a detener a las personas solo por estar en el país ilegalmente, aunque esto pueda suceder ocasionalmente. “Cuando ocurre, el Departamento de Policía de Los Ángeles lo toma muy en serio”, dijo Beck.

2. Intercambio de información con ICE

Cuando una persona indocumentada es detenida por cualquier tipo de crimen, la Policía de Los Ángeles mantiene explícitamente en su manual de operaciones que éstas no serán transferidas a custodia de ICE.

Pero a decir de activistas, su información personal queda registrada en una compleja y opaca base de datos que usualmente es compartida con otras autoridades, lo cual podría resultar en la captura de dicha persona y eventualmente su deportación.

Tal suceso podría ocurrir en la base de datos de miembros de pandillas a nivel nacional. En tal sistema informativo, la agencia angelina suele ingresar información no solo de pandilleros convictos, sino también de acusados y en ocasiones suelen registrarse nombres de personas que no están involucradas en la actividad ilícita.

3. Detenciones y multas por delitos no graves

En un memorando del secretario del Departamento de Seguridad Nacional, John Kelly, se le informó a los agentes de inmigración que dieran prioridad a una amplia franja de personas que viven ilegalmente en Estados Unidos, incluyendo aquellas que han sido acusadas pero aún no han sido condenadas por un delito e incluso “un delito penal imponible”, independientemente de la gravedad del supuesto crimen.

Citas programadas a la corte por este tipo de acusaciones preocupa a defensores, ya que dicen que ICE toma ventaja de las comparecencias en cortes municipales para aprehender a los sujetos. El Ayuntamiento de Los Ángeles ya ha reconocido el peligro, pasando a descriminalizar la venta ambulante sin permiso, pero aseguran que las multas por parte del LAPD pone en peligro a muchos otros.

Un caso de este tipo se dio en Pasadena en marzo de este año, cuando un inmigrante mexicano con una deportación previa y una condena por tráfico de drogas fue arrestado por agentes de ICE al salir de una audiencia rutinaria de libertad condicional.

Defensores de migrantes han sugerido a los indocumentados que acudan con un abogado al dirigirse al tribunal, pero en muchos de los casos, las personas no cuentan con suficiente solvencia económica para contratar estos servicios.

4. California como “estado santuario”

La propuesta de ley SB 54 prohibiría a la policía local y a los departamentos de Sheriff utilizar recursos para investigar, denunciar o detener a personas que viven ilegalmente en el país. Los defensores proinmigrantes argumentan que el apoyo de Beck y la Comisión de Policía ayudaría mucho a calmar los temores de los inmigrantes acerca de cualquier participación que tenga el LAPD en un operativo de inmigración federal.

Pero Beck y la Comisión dijeron que una directiva de 2014 del alcalde Eric Garcetti les prohíbe tomar una posición sobre la legislación estatal. El alcalde sí apoya la iniciativa.

5. Patrullaje imparcial

Esto complementaría la Orden Especial 40, aseveran los defensores de migrantes, y aseguraría que la política del LAPD prohíba claramente la cooperación innecesaria con ICE. Durante la junta del martes, el jefe Beck dio a conocer un cambio a la política del LAPD que dicta que el “Departamento no permitirá que se realicen arrestos colaterales con fines migratorios en relación con las operaciones del Departamento”.

El cambio aún está por ser aprobado, pero se desconoce si esto impactaría la relación entre agentes del LAPD y ICE al momento de colaborar en operativos conjuntos.