Refugiados centroamericanos ven falta de integración en México

Por eso buscan desesperadamente llegar a EEUU para tener mejores oportunidades y bienestar para sus familias, destaca ONG
Refugiados centroamericanos ven falta de integración en México
Migrantes centroamericanos en el tren ‘La Bestia’ durante su travesía por México para llegar a Estados Unidos.
Foto: Getty Images

México – Los refugiados centroamericanos se van a Estados Unidos por la falta de integración en México, dijo el director del Centro de Derechos Humanos Fray Matías de Córdova, Diego Lorente.

El activista, quien está asentado en el centro migratorio de Tapachula, en el sureño estado de Chiapas, explicó que los centroamericanos piden asilo en México, pero después de un procedimiento legal con “tantas irregularidades” y sin un programa de integración local “la gente se va a EE.UU”.

Hace años que buscan protección en México y pasado un año se van Estados Unidos o a Tijuana para trabajar y de ahí pegar el salto (cruzar a EEUU desde México)”, lamentó Lorente.

Recordó que se trata de grupo de refugiados que huyen de la violencia, no de personas que cuenten con familia en México o Estados Unidos, por lo que “se van quedar donde reciban una mejor respuesta”.

A causa del aumento de la violencia en Centroamérica, Lorente advirtió que la migración ahora “es mucho menos organizada, mucho más temerosa” y que los migrantes “vienen con muchos más traumas”.

Recordó que en 2016 hubo 188,000 detenciones, 8,700 solicitudes y que en 2015 se registraron 3,400 solicitudes y 198,000 detenciones, por lo que la cifra se duplicó.

Agregó que de los 150,000 centroamericanos detenidos en 2016, solo 8,000 solicitaron asilo.

“Esta cifra no se corresponde con los niveles de violencia ni con los niveles de solicitud en Estados Unidos, que siempre es un referente, porque cuando alguien pide asilo en EEUU tuvo que pasar antes por México”, dijo.

El plan Frontera Sur de México causó un aumento del 73% en la cifra de aprehensiones de migrantes entre julio de 2014 y junio de 2015 en comparación con el mismo periodo precedente, acompañado por un incremento de las violaciones a los derechos humanos de estas personas, reveló un estudio realizado en noviembre de 2015.

De julio de 2013 a junio de 2014, 97,245 migrantes fueron detenidos, por 168,280 de julio de 2014 a junio de 2015, indicó el reporte “Una senda incierta: Justicia por Crímenes y Violaciones a los Derechos Humanos contra Migrantes y Refugiados en México”.

Asimismo, las medidas ordenadas por el presidente de EEUU, Donald Trump, generarán un mayor flujo de indocumentados, de peticiones de asilo político y de detenciones de inmigrantes en Estados Unidos, según una coalición de organizaciones defensoras de los derechos de los inmigrantes de la frontera texana.

El Consejo de Inmigración de la Frontera dijo en enero que la construcción del “muro físico” ordenado por Trump es un elemento que irá acompañado de medidas antiinmigrantes, abusos de poder e incremento de tecnología para la seguridad fronteriza.