Congresista de Sherman Oaks prepara artículos de juicio político para destituir al presidente Trump

Brad Sherman asegura que el mandatario debe ser destituido
Congresista de Sherman Oaks prepara artículos de juicio político para destituir al presidente Trump
El demócrata Brad Sherman representa a Sherman Oaks en la capital estadounidense.
Foto: captura de pantalla de eyewitness news

Un congresista del Valle de San Fernando ha preparado artículos de juicio político para destituir al presidente Donald Trump.

Apuntando a la Constitución de Estados Unidos, la cual indica que un presidente puede ser destituido por “crímenes graves y delitos”, Brad Sherman (D-Sherman Oaks) dice que el presidente debe ser destituido por obstruir la investigación de la injerencia rusa en los comicios presidenciales de 2016.

Para sacar al presidente de la Casa Blanca, la mayoría de la Cámara de Representantes y dos tercios del Senado tendrían que estar de acuerdo.

“El estándar para un gran jurado es causa probable. Y aquí tenemos mucho más que causa probable para creer que el presidente amenazó [al antiguo director del FBI] James Comey con perder su empleo, y, de hecho, despidió a James Comey por no querer alterar la investigación de Michael Flynn y otros aspectos de la investigación de Rusia”, dijo Sherman en entrevista con Eyewitness News.

Sherman ha enviado los artículos de juicio político a todo miembro de la Cámara, pidiendo retroalimentación antes de terminar la semana.

Ningún republicano lo ha apoyado. Nancy Pelosi, líder de la minoría demócrata, ha declarado públicamente que no hay pruebas que respalden el llamamiento a la destitución.

Sin embargo, según Sherman, algunos demócratas sí lo han respaldado, incluyendo el congresista Al Green, un demócrata de Texas, quien también está redactando artículos de juicio político para destituir al mandatario.

Ambos han admitido que el proceso puede tomar años y que su probabilidad de éxito es baja, debido a que los republicanos controlan la Cámara de Representantes, donde comenzaría el proceso. 

De ser destituido el presidente Trump, el vicepresidente Mike Pence tomaría su lugar.


NOTAS RELACIONADAS