MS-13 en El Salvador ordena “derramamiento de sangre” en Nueva York

La banda criminal respondió así a los cargos contra 41 de sus presuntos miembros
MS-13 en El Salvador ordena “derramamiento de sangre” en Nueva York
La fiscal de Nassau aseguró que la Mara Salvatrucha tiene órdenes desde El Salvador de derramar más sangre en Nueva York.

NUEVA YORK – La fiscalía del condado de Nassau en Long Island presentó, este jueves, cargos contra los 41 presuntos pandilleros de La Mara Salvatrucha (MS-13)  tras una operación policial que debilitó a la banda criminal en Nueva York.

La gran mayoría de ellos, hasta 35 presuntos criminales, podrían enfrentarse a cadena perpetua si son hallados culpables. Los seis restantes habrían cometido otros crímenes y no solo fueron procesados por formar parte de la pandilla, según detalló Madeline Singas, la fiscal del distrito de Nassau. Todos ellos están en un rango de edad entre los 15 y los 30 años.

Singas avisó de que los líderes de la organización ordenaron desde El Salvador “incrementar la violencia y el derramamiento de sangre en Nueva York“.

El alarmante anuncio, recogido por Univision 41, se suma a los últimos detalles que se conocen del proceso de reclutamiento que siguen los pandilleros para intimidar a niños latinos en Nueva York. Una vez dentro, es casi imposible salir, según desveló la propia fiscal.

“Es desgarrador ver la evolución de estos niños en las fotos que publicaban en Facebook”, lamentó ella. “Los que intentan salir de la pandilla sellan su sentencia de muerte”.

La MS-13, a la que el gobernador Cuomo declaró la guerra en abril, busca a los niños en las escuelas y los obliga a alistarse en la organización. En ocasiones, los niños apenas tienen 8 o 9 años. Otra de las características típicas del proceso de selección es que eligen a menores con poco apoyo familiar, a veces incluso pequeños que no vinieron acompañados desde América Central, según contó la fiscal.

La pandilla criminal recluta niños en colegios, y les fuerza a alistarse en la banda. /Orlando Sierra/ AFP/Getty Images

Se les ordena que se unan o sufrirán violencia“, describió Singas. “Cuando se une un nuevo miembro concuerdan que matarán a alguien si se les ordena, y se les deja claro que nunca podrán dejar las pandillas”.

Pese a ello, la fiscal prometió que no pararán hasta erradicarlos, tal y como reportó The New York Post. “Nos mantendremos implacables en nuestros esfuerzos por parar a la MS-13 de seguir reclutando en nuestros colegios y derramando sangre en nuestras calles”.