Esta es el arma secreta para descifrar el “Rusiagate”

Quienes lo conocen anuncian que será la peor pesadilla del presidente Donald Trump 
Sigue a La Opinión en Facebook
Esta es el arma secreta para descifrar el “Rusiagate”
Andrew Weissmann es famoso por lograr que los testigos se denuncien los unos a los otros
Foto: DOMINICK REUTER / AFP/Getty Images

Robert Mueller acaba de anunciar su arma secreta para descifrar el transcendental caso del “Rusiagate”. Su nombre es Andrew Weissmann y quienes los conocen anuncian que será la peor pesadilla del presidente Trump. 

Weissman es un fiscal federal veterano conocido por una habilidad que puede ser útil en la investigación de los posibles vínculos entre Rusia y el equipo de la campaña del presidente Donald Trump: persuadir a los testigos para que denuncien a sus colegas, cómplices, amigos y sobretodo superiores.

Es evidente que el fiscal especial Robert Mueller no está perdiendo tiempo en esta transcendental investigación. No solo ha contratado a más de una docena de los mejores investigadores y abogados de la nación, lo que tiene a la Casa Blanca en alerta máxima, sino que ahora anuncia este as bajo la manga.

En una investigación tan delicada como el Rusiagate es vital que los diferentes vinculados terminen tarde o temprano denunciándose entre ellos. Si nadie habla existe la posibilidad que esta investigación termine congelada y no pase mas allá de un titular noticioso.

Mueller entiende esto muy bien razón por la cual sumó a este veterano a su equipo. Weissman es conocido por su etapa como jefe de la sección de fraude criminal del Departamento de Justicia de Estados Unidos. Su fama ha hecho carrera gracias a que es uno de los pocos que no falla en conseguir que los testigos se denuncien los unos a los otros.

Weissmann tuvo un papel decisivo en la investigación de Enron a principios del 2000, la cual concluyó con numerosos y poderosos ejecutivos de esta gigantesca corporación tras las rejas con condenas ejemplares. Su nombre también ha hecho leyenda por esta misma virtud en cientos de casos Nueva York, donde investigó con éxito al crimen organizado.

A partir del hecho que varias de las personas vinculadas en el Rusiagate están optando por contratar abogados personales, la posibilidad de tentar a cada uno de ellos con tratos anticipados a cambio de sentencias menores, disminución de las penas y hasta inmunidad es algo que Weissman promete lograr con facilidad.

Por su parte Michael Flynn ya ha ofrecido, según se informa, a testificar a cambio de inmunidad y es muy probable que otros vinculados con la investigación le sigan los pasos.

Si el presidente es culpable de cualquier crimen será Weissmann sin duda quien ayude a descubirlo.

Alrededor de la web