Musulmanes de Los Ángeles encuentran apoyo del cónsul de Israel

Este es el futuro, porque el terrorismo y el odio no pueden prevalecer
Musulmanes de Los Ángeles encuentran apoyo del cónsul de Israel
El rabino Marc Schneier y Russell Simmons, presidentes de la Foundation for Ethnic Understanding, Kareem Abdul-Jabbar, el cónsul general Sam Grundwerg y el activista comunitario musulmán Mohamed Akbar Khan.
Foto: Michelle Mivzari

Mientras que se repiten los ataques terroristas y tribunales de EEUU debaten el boicot al ingreso de musulmanes y arrecian ataques contra civiles del Islam por su religión, en Los Ángeles se reunieron representantes musulmanes y judíos en convivencia y apoyo.

El lugar del encuentro fue la residencia del cónsul general de Israel, Sam Grundwerg, quien representa también a más de un millón y medio de sus ciudadanos musulmanes.

Moderó el evento, organizado conjuntamente con el Foundation for Ethnic Understanding (http://www.ffeu.org/), la leyenda de la NBA activista de derechos civiles Kareem Abdul Jabbar.

El debate contó con la participación de los dos dirigentes de FFEU, el rabino Marc Schneier y el filántropo Russell Simmons, fundador del sello grabador Def Jam, y de Mohamed Akbar Khan, activista y dirigente de la Mezquita King Fahad en Culver City.

“Estoy realmente preocupado por lo que está pasando”, dijo Abdul Jabbar. “Estamos atacándonos. Dejamos de hablarnos. El ataque contra congresistas republicanos… se podía evitar si hubíésemos hablado uno al otro. Pero podemos hacer que la hostilidad se vaya. Es por eso que estoy aquí esta noche”, agregó.

“Hemos llevado a cabo conversaciones entre judíos y musulmanes en los últimos diez años”, dijo por su parte Simmons, quien patrocinó contactos similares entre afroamericanos y judíos. “Pero aún no se ha generado un debate público abierto y sincero; hay un ambiente de hostilidad contra los musulmanes aquí; afortunadamente, la comunidad judía ha respondido de manera estupenda”.

Palabras de solidaridad expresó también Khan, quien relató sobre una plegaria en su mezquita en memoria de un joven de la comunidad judía de Los Ángeles muerto en Israel recientemente. “La vida es sagrada”, dijo. “Debemos ponernos en los zapatos de otros e identificarnos con su dolor”.

“Este es el futuro”, expresó Kareem Abdul Jabbar; “la comunidad musulmana ayudó a los judíos cuando su cementerio fue profanado. Este es el futuro, porque el terrorismo y el odio no pueden prevalecer. Como lo dijo Martin Luther  King, vamos a hacer justicia.

“En el difícil clima político actual, en estos tiempos, esta reunión es más importante que nunca”, dijo finalmente el concejal de Los Ángeles Paul Koretz, también presente.

Al final del evento, los musulmanes oraron en el salón de la casa del cónsul israelí. Después, todos juntos compartieron el iftar, la cena tradicional que interrumpe el ayuno diario.

“El iftar es una gran oportunidad para que celebremos nuestras creencias comunes y nuestro destino común”, dijo el rabino Schneier.