Cuatro años de prisión para el protagonista del “Pizzagate”

El sujeto creyó en noticias falsas y se tomó una pizzería en Washington
Sigue a La Opinión en Facebook
Cuatro años de prisión para el protagonista del “Pizzagate”
La pizzería Comet en D.C. NICHOLAS KAMM/AFP/Getty Images
Foto: Getty Images

WASHINGTON — Una jueza condenó el jueves a cuatro años de cárcel a Edgar Maddison Welch, el hombre que en diciembre de 2016 tomó una famosa pizzería de Washington con un fusil de asalto para investigar un falso rumor de Internet sobre la excandidata presidencial demócrata Hillary Clinton.

En la vista de sentencia, Welch, de 28 años, pidió disculpas a los residentes de Washington por haber abierto fuego dentro de la concurrida pizzería Comet Ping Pong, un suceso que acabó sin heridos pero que sembró el pánico en el corazón de la capital estadounidense.

La condena de cuatro años de cárcel dictada por la jueza Ketanji Brown Jackson, de la corte del Distrito de Columbia, es superior a los 18 meses que pedía la defensa e inferior a los cuatro años y medio que reclamaba la acusación.

Welch, originario de Carolina del Norte, se armó de una pistola Colt calibre 38, una escopeta y un cuchillo para entrar en la pizzería e investigar “por sí mismo” una presunta trama de prostitución infantil vinculada a Clinton y que había sido bautizada en las redes sociales como “pizzagate“.

Los rumores difundidos en Internet aseguraban que la campaña de Clinton dirigía una trama de prostitución infantil desde la trastienda del conocido establecimiento.

Welch no lo sabía en ese momento, pero se trataba de una falsa conspiración nacida durante la campaña electoral de 2016 y que había sido difundida sin miramientos en las redes sociales.

Durante el proceso judicial, Welch reconoció que la historia difundida en foros de Internet y en vídeos de Youtube le había intranquilizado y provocó que trazara un plan para tomar la pizzería.

El acusado se declaró culpable en diciembre, al poco de ser arrestado, y posteriormente expresó arrepentimiento en cartas dirigidas a la jueza Brown, a la que confesó estar “profundamente arrepentido por haber puesto en peligro la seguridad de todos y cada uno de los transeúntes presentes ese día”.

“Nunca fue mi intención hacer daño o asustar a personas inocentes, pero ahora me doy cuenta de lo tonta e imprudente que fue mi decisión”, dijo Welch, según figura en documentos judiciales.

El ataque a la pizzería provocó tal revuelo que empresas como Google, Facebook y Twitter se comprometieron a poner freno a la difusión de noticias falsas, como la del “pizzagate”, en sus propios portales, donde ciertos rumores lograron sustituir a las noticias reales en los últimos meses de la campaña electoral.

Las críticas obligaron al periodista y director de radio Alex Jones, de ideología de extrema derecha, a difundir en marzo un vídeo de seis minutos, en el que se disculpaba por haber difundido la historia falsa de “pizzagate”.