Colegio de primaria en Glendale podría convertirse en escuela magnet de ciencias de la computación

La escuela Cerritos espera aliarse con Code For Future para enseñar lenguaje de programación
Colegio de primaria en Glendale podría convertirse en escuela magnet de ciencias de la computación
Estudiantes del Colegio de Primaria Cerritos.
Foto: Aurelia Ventura / La Opinión

La Escuela Primaria Cerritos podría convertirse pronto en el siguiente campus magnet de Glendale Unificado con foco en ciencias informáticas y aprendizaje de lenguajes de programación, atractivos con los que el colegio espera combatir la fuerte caída en la matriculación de estudiantes, con la pérdida récord de 580 alumnos en el año 2001.

Según Kelly King, superintendente asistente de Glendale Unificado, se estima que el próximo año escolar la escuela Cerritos cuente con 388 alumnos menos. “Cuando [los padres] vienen a desapuntar a sus hijos estudiantes, nos hacen saber que los alquileres son demasiado altos. No pueden pagar los alquileres por lo que se van, no sólo el área, sino el estado. Realmente no pueden vivir financieramente en California”, explicó al LA Times la directora del Cerritos Perla Chavez-Fritz.

En la actualidad, alrededor del 84% de sus estudiantes provienen de hogares con bajos ingresos, mientras que el 54% de la población está formada por estudiantes de inglés. “No puedo pensar en otras dos razones por las que debemos traer codificación a estos estudiantes con el fin de que tengan todas las oportunidades de ser parte de esa fuerza de trabajo”, dijo Chávez Fritz.

La junta escolar votará la aprobación de este plan el próximo mes, lo que supondría que la escuela comenzaría su transición hacia un campus magnet tecnológico este próximo año escolar y lanzaría el programa completo en otoño de 2018. Además, Cerritos se asociaría con Code to the Future, una organización que ayuda a las escuelas a sumergirse en la educación en ciencias de la computación y capacita a maestros en estas habilidades.

El coste de una asociación de cinco años con Code to the Future  supondría un total de 266,000 dólares o alrededor de $53,000 por año. Los miembros del consejo escolar se muestran optimistas ante este cambio, pero insisten en asegurar que la escuela logre un equilibrio entre niños y niñas.

“Necesito un plan de cómo vamos a atraer a las niñas [en el jardín de infantes], y me gustaría que el personal tuviera un plan de equidad”, manifestó Nayiri Nahabedian, presidente del consejo escolar: “Realmente quiero que las chicas puedan tener acceso a este fabuloso programa”.

Hace aproximadamente siete años, Glendale Unificado aprovechó una subvención federal por valor de más de 7 millones de dólares que ayudó a transformar las escuelas primarias Mark Keppel, Franklin y Edison en campus magnet de artes visuales, lenguaje y tecnología, respectivamente. El instituto Clark Magnet, que se convirtió en una escuela magnet de ciencia y tecnología en 1998, es hoy una de las escuelas de mayor rendimiento del distrito.