Un siglo después de que Los Ángeles drenó su agua, Owens Valley reclama sus tierras

A principios del siglo 20, la ciudad angelina construyó un acueducto enorme que dejó a Owens Valley en ruinas
Sigue a La Opinión en Facebook
Un siglo después de que Los Ángeles drenó su agua, Owens Valley reclama sus tierras
Desde 1913, el agua de Owens Valley se ha desviado a Los Ángeles.
Foto: captura de googlemaps

Funcionarios del condado de Inyo han presentado una demanda en contra de Los Ángeles para retomar terrenos adquiridos por la metrópoli a principios del siglo 20.

Hace más de cien años, agentes de Los Ángeles convergieron para drenar el agua de Owens Valley, una zona ubicada 200 millas hacia el norte de la ciudad angelina.

Después de determinar quien tenía derecho sobre el agua, los agentes se dedicaron a comprar terreno en la región, haciéndose pasar por ganaderos y agricultores.

Poco después, los habitantes de la zona se percataron de que la mayor parte de los derechos de agua estaban en manos de Los Ángeles, la cual drenó el valle a través de un acueducto enorme para abastecer la creciente ciudad. Esto generó una sequía que perjudicó a los residentes de Owens Valley–en su mayoría ganaderos y agricultores quienes batallaban para ganarse la vida.

Incluso, tras drenar el agua del valle, la zona fue expuesta a tormentas de polvo tóxico.

Actualmente, el LADWP es dueño de 60% de Owens Valley.

Hoy día, el condado de Inyo busca comprar los terrenos en manos del Departamento de Agua y Energía de Los Ángeles (LADWP, por sus siglas en inglés) por el valor razonable de mercado.