A Trump le están pegando donde más le duele: el bolsillo

Siguen las consecuencias por su apoyo a supremacistas
A Trump le están pegando donde más le duele: el bolsillo
El presidente Trump y la primera dama Melania Trump en el club Mar-a-Lago.

Los comentarios del presidente Donald Trump sobre los supremacistas blancos están afectando su administración con varias renuncias de asesores.

A las renuncias de empresarios del foro y consejo de asesores del mandatario que lo obligaron a desaparecer dichos grupos, “para no presionarlos”, según dijo en Twitter, le siguieron renuncias en el Comité de Artes y Humanidades.

Sin embargo, uno de los principales impactos que seguramente no está haciendo feliz al mandatario es que varias organizaciones dejarán de organizar sus galas en la famosa “casa blanca” de Floridad, el resort Mar-a-Lago, reportó The Washington Post.

El Ejército de Salvación, la Cruz Roja Americana, entre otras organizaciones se unieron desde el viernes pasado al éxodo de grupos que están cancelando sus planes para realizar sus eventos de recaudación de fondos en el club en Palm Beach.

Hasta el momento se reportan más de ocho grandes clientes que han cancelado el evento que representa miles de de dólares de ingresos para el club.

Susan G. Komen, por ejemplo, uno de los principales grupos de recaudación de fondos de cáncer de mama, dijo que buscaría otro lugar después de celebrar su gala “Perfect Pink Party” en Mar-a-Lago cada año desde 2011.

Hay otros que se mantendrán, de una lista de 23, pero la lista podría aumentar.