Electricidad sin toxinas, una oportunidad de oro para California

Electricidad sin toxinas, una oportunidad de oro para California
California aspirar a generar energía limpia en el estado.
Foto: iStock / PG&E

De San Diego a Sacramento, California ya está avanzando una economía cero emisiones. Pero para esto, se necesita una red de electricidad limpia y sin carbono funcionando a 100% capicidad.

Esta campaña puede tomar impulso gracias a la Propuesta de Ley 100 del Senado (SB100), en revisión ahora mismo por el Congreso de Sacramento.

SB100 haría que la meta de California de usar 50% energías renovables para 2030, sea en cambio 60%, preparando así el camino para una red de carbono cero emisiones para el 2045.

Para California, depender 100% de energía limpia no es una fantasía. Ahora mismo más de una cuarta parte de su electricidad se alimenta de fuentes eólicas y solares. Además, los precios de la energía solar han caído 78 por ciento entre 2009 y 2014, y la energía renovable ya es más barata, en general, que los combustibles fósiles. Encima de esto, la innovación en el sector de almacenamiento de energía renovable pronto será capaz de proporcionar electricidad limpia a buen precio, llueva o relampagueé.

Ahora es tiempo para California de comprometerse a utilizar fuentes de energía cero-carbono, pues la energía limpia beneficia inmensamente nuestro medio ambiente, salud y economía. Mientras la administración Trump sigue tomando decisiones retrógradas sobre nuestro futuro climático y energético, la SB100 presenta una oportunidad de oro para que California se convierta en líder del país.

SB100 es necesario en primer lugar ayudar las comunidades de California afectadas por algunas de las peores calidades de aire en el país. Seis de las diez ciudades más contaminadas de los Estados Unidos están en California y más del 90% de los californianos sufren de problemas de salud por la contaminación del aire cada año. Es obvio que mayor inversión en gas natural sólo empeorará esto.

Si los legisladores no aprueban la SB100, California seguirá invirtiendo en energías contaminantes, dejando abandonadas a las comunidades con alto grado de vulnerabilidad.

Está claro que el gas natural ya no es una opción limpia de energía por todos los problemas que ocasiona, por ejemplo:

  • La combustión de gas natural contribuye a la contaminación por ozono y partículas;
  • Las fugas de gas natural en gasoductos y los depósitos de almacenamiento envejecidos aumentan los peligros para las comunidades cercanas. Por ejemplo, ocho californianos murieron en la explosión de gas de San Bruno en 2010, y otros miles se enfermaron y fueron desplazados en 2015, durante la fuga de gas de Aliso Canyon en Porter Ranch.
  • Las operaciones de gas natural generan metano durante todo su proceso: extracción, transporte, almacenamiento y en toda la tubería de producción. En un período de 20 años, el metano captura 86 veces más calor que el dióxido de carbono, lo que significa que su daño al medio ambiente es más rápido e intenso.

Aunque la administración Trump sigue alimentando su adicción a combustibles fósiles dañinos para la salud pública y el medio ambiente, California tiene claro que no puede continuar así. Ahora que las energías alternativas son limpias, saludables, seguras y asequibles, invertir en gas natural para nuestro futuro energético no tiene justificación.

A medida que abandonemos los combustibles fósiles en California y cambiemos completamente a una energía limpia, la SB100 deberá cerrar instalaciones contaminantes de combustibles fósiles que dañan nuestro medio ambiente y a la salud de nuestras comunidades.

Cambiar completamente a energía cero emisiones no solo restaurará la salud de nuestras comunidades y nuestro medio ambiente, sino que también proporcionará oportunidades para trabajos relacionados a energía limpia en el estado. Solo en el Inland Empire, programas de energía limpia construyeron 106 plantas de energía renovable, generando  41 mil empleos desde 2010. Así, California tiene a más gente trabajando en energía limpia que toda la gente ahora trabajando en la extracción de carbón en el país.

Ahora, nuestra meta cero emisiones 100% no puede lograrse sin liderazgo político.

Apoyamos a los funcionarios californianos que sepan tomar la decisión correcta, sencilla e inteligente para nuestro futuro energético, apoyando la SB100 y ayudándonos a construir un país con energía limpia y sin toxinas.

Erica Martinez es la California Policy Advocate por Earthjustice y trabaja con la campaña de aire limpio – Right to Zero.