Policías de Oklahoma City matan a un hombre sordo por no obedecerlos

"'El no puede oirlos" gritaban los vecinos horrorizados al ver que Magdiel Sánchez seguía su camino sin obedecer a los policías
Policías de Oklahoma City matan a un hombre sordo por no obedecerlos
La muerte de Magdiel Sánchez está bajo investigación.
Foto: Getty Images

Un hombre sordo que llevaba un tubo de metal fue asesinado por policías de Oklahoma City el martes por la noche mientras sus vecinos intentaban frenéticamente decir a los oficiales que él no podía escuchar sus órdenes, informa NBCNews.

Magdiel Sánchez, de 35 años, fue asesinado en un porche el martes alrededor de las 8:15 p.m. después de que supuestamente avanzó hacia los oficiales, y cuando la policía acudió a investigar la denuncia de un accidente de tránsito que implicaba a su padre, dijo el miércoles Bo Mathews, capitán de policía de Oklahoma City.

El encuentro se produjo luego de que unos testigos llamaran a la policía para denunciar que el padre de Sánchez había atropellado a alguien con su auto y huido de la escena. Mathews no sabía si alguien resultó herido en el accidente, pero dijo que el coche no había golpeado a nadie. Magdiel Sánchez no estaba en el automóvil en el momento del golpe y no tenía antecedentes penales, dijeron las autoridades.

Al llegar a la casa para investigar el accidente, el teniente Matthew Lindsey vio a Sánchez en el porche, sosteniendo un tubo de metal de dos pies de largo “envuelto en algún tipo de material” con un pequeño lazo de cuero en el extremo de él, dijo Mathews.

Una vecina, Jolie Guebara, dijo más tarde a The Associated Press que Sánchez llevaba a menudo la pipa para defenderse de los perros callejeros cuando iba de paseo por la noche.

El teniente percibió la pipa como un arma y pidió respaldo. El sargento Chris Barnes llegó para asistirlo.

“Cuando la otra unidad llegó, órdenes verbales fueron dadas a este individuo para que dejara caer el arma y y se pusiera en el suelo”, dijo Mathews.

En lugar de hacerlo, Sánchez siguió avanzando hacia los oficiales, dijo Mathews. Lindsey y Barnes le repitieron que “dejara caer el arma y cayera al suelo”. Fue entonces cuando los testigos comenzaron a gritar “él no puede oírte”, según Mathews.

“Los testigos estaban gritando que esta persona, el Sr. Sánchez, era sordo, y no podía oír”, dijo. “Los oficiales no sabían esto en ese momento.”El oficial Mathews no sabe si los agentes oyeron los gritos de los testigo, y que Lindsey luego desplegó su Taser y Barnes disparó su pistola cuando Sánchez se había acercado a 15 pies de distancia de ellos. Sánchez recibió el impacto del taser y de las balas y fue declarado muerto en la escena.

El padre de Sánchez, que no fue identificado, confirmó a la policía que su hijo era sordo.

Barnes fue puesto bajo licencia administrativa. No se informó cuántos disparos hizo el policía, pero fue “más de uno”, dijo Mathews, agregando que el caso se investiga como un homicidio.