Lanzó una piedra y recibió 11 disparos de un agente de la Migra por la espalda

Cinco años después la familia del joven mexicano José Antonio Elena Rodríguez sigue pidiendo justicia
Lanzó una piedra y recibió 11 disparos de un agente de la Migra por la espalda
El joven de 16 años recibió los 11 disparos por la espalda
Foto: Getty Images

Al cumplirse hoy el quinto aniversario de la muerte del joven mexicano José Antonio Elena Rodríguez, muerto por un oficial de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos el 10 de octubre de 2012, la familia asegura que seguirá luchando por lograr justicia.

“Me da coraje que se esté tardando tanto el juicio, extensión que piden los abogados del agente, extensión que le otorga la corte, pero tenemos la esperanza de que al final tengamos justicia”, dijo a Efe Taide Elena, abuela del joven.

El juicio por la muerte de Elena Rodríguez, quien murió a causa de disparos de un agente de la Patrulla Fronteriza que atravesaron la valla fronteriza entre México y Arizona, ha sido suspendido en siete ocasiones y ahora está programado para comenzar en marzo de 2018.

La abuela indicó que el proceso está siendo “muy difícil” para la familia, por lo que esperan que no haya más aplazamientos en el juicio contra el agente fronterizo Lonnie Swatz, quien enfrenta cargos de asesinato en segundo grado por la muerte de Elena Rodríguez.

Sean Chapman, abogado del oficial, solicitó más tiempo a la corte federal en Tucson ante nueva información surgida en relación a testigos y evidencias relacionada con este juicio, que debería haber comenzado esta semana.

La defensa no planea negar que el oficial fronterizo disparó y mató a Elena Rodríguez, sino tratará de demostrar que el agente disparó en defensa propia, pues le estaban arrojando piedras desde el lado mexicano.

De esta forma, el juicio girará sobre si Elena Rodríguez recibió el impacto mortal que le quitó la vida cuando estaba aún en pie o después de caer al piso.

Recientemente, la defensa también ha argumentado contar con un testigo que relaciona al menor con supuestas actividades de narcotráfico.

“Sabemos que sus abogados van a tratar de poner al niño, como lo peor que hay en este mundo y la familia debemos prepararnos para escucharlo, porque saben que existe evidencia que el oficial lo mató”, explicó la abuela.

El tiroteo se produjo cerca de la medianoche, cuando agentes de la Patrulla Fronteriza respondieron a una llamada sobre una sospechosa actividad cerca del muro fronterizo por cruce de contrabando.

Los reportes iniciales de la Patrulla Fronteriza indicaban que los agentes vieron a dos personas abandonar una carga de drogas y correr hacia México.

Posteriormente, éstos les lanzaron piedras desde el lado mexicano a lo que obligó a los agentes, según el informe, reaccionar con disparos.

El informe de la autopsia de José Antonio Elena indica que Elena Rodríguez recibió diez impactos de bala todos por la espalda.

Una recreación de los hechos en vídeo presentada ante la corte basada en expertos en balística muestra cómo Swartz dispara en 16 ocasiones al joven, lo que le obligó a recargar su arma para seguir disparando al lado mexicano de la valla fronteriza.

La familia acudirá esta tarde a una misa en Nogales, en el estado mexicano de Sonora, para después llevar a cabo una vigilia en la noche en el mismo lugar donde el menor perdió la vida.