Boricuas y latinos del Área de la Bahía salen en apoyo de Puerto Rico

Varios eventos en solidaridad con los habitantes de la isla, devastada por el huracán María, se han desarrollado en días recientes
Boricuas y latinos del Área de la Bahía salen en apoyo de Puerto Rico
SONY DSC
Foto: Fernando A. Torres / La Opinión de la Bahía

Desde el miércoles 20 de septiembre, cuando el huracán María tocó tierra al sur de Yabucoa, Puerto Rico, amplias zonas de la isla aún carecen de electricidad y agua potable. La fuerza destructiva del ciclón paralizó a Puerto Rico y dejó a su paso destrucción y muerte. Al cierre de esta edición las cifras oficiales indicaban que 45 personas murieron. Pero a medida que la comunicación y la electricidad comiencen a normalizarse, se teme que la cantidad de víctimas será mucho mayor.
De acuerdo a un informe de NoticiasPRTV, del 4 de octubre, la Oficina de Registro Demográfico de Puerto Rico informó que desde el paso del huracán María se han expedido 200 certificados de entierro en las regiones de Camuy, Isabela y Sabana Grande. Según ese medio, la cifra es “totalmente contradictoria” con la de 34 fallecidos, divulgada por el gobernador para ese momento. También se informó que hay oficinas del Registro Demográfico con cifras para otras regiones, lo que “podría aumentar el número de muertes… en todo el país (y) superar las 700…”.

Por su parte, la comunidad latina y boricua del Area de la Bahía se encuentra activa organizando eventos y manifestaciones publicas para dar a conocer las necesidades en la isla y dar ayuda a los puertorriqueños. Varios eventos también se han organizado en casa privadas y centros culturales del área.
Hace unos días, en pleno corazón del barrio latino de San Francisco, en la calles 24 y Misión, se reunió un centenar de personas para, según indicaron, educar a los vecinos del sector y pedir colaboración para la isla de Puerto Rico. Y la causa es simple. Según Gloria La Riva, el grupo organizador del evento, Answer SF, necesitaba juntar $4,000 para enviar desde Nueva York un contenedor marítimo con purificadores de agua, generadores eléctricos y todo tipo de ayuda.
La puertorriqueña Melba Maldonado dijo que la ayuda al pueblo puertorriqueño es urgente y necesaria. Al referirse a la actitud del presidente Donald Trump de tirar rollos de toallas de papel a su audiencia durante su breve visita a la isla, Maldonado dijo que la actitud de Trump es insultante. “Fue vergonzoso. Un gran insulto al pueblo que está sufriendo”. Maldonado es la directora del Centro de Recursos de la Comunidad La Raza, de San Francisco.
Además, unas doscientas personas se reunieron la semana pasada frente al Edificio Federal en Oakland. Allí, además de protestar por la lentitud de la ayuda oficial a la isla, numerosos puertorriqueños intercambiaron información con aquellos que se disponían a viajar a la isla y a ayudar en la reconstrucción.
Uno de ellos es el cineasta y cofundador de la organización defendPR.com Eli Jacobs-Fantauzzi, quien se aprontaba a viajar el día siguiente. “La línea área me dejó llevar tres maletas de 100 libras cada una… Queremos que FEMA extienda su plazo de ayuda de 60 días porque la gente no tiene electricidad. Queremos que se termine con la Ley Jones (que restringe la ayuda y el ingreso de buques de otros países a Puerto Rico) porque nos ha mantenido atrasados por mucho tiempo.
“En Puerto Rico todos son ciudadanos pero no pueden votar por el presidente. Son reclutados para todas las guerras pero no pueden votar por el presidente. Para nosotros en la diáspora es muy importante luchar por nuestras metas políticas”, dijo Jacobs-Fantauzzi.
Willy Rivera, un puertorriqueño veterano de guerra, dijo que todas las casas de sus hermanas en la isla sufrieron daños, una de ellas se partió por la mitad. “La situación en la isla esta bien grave… Porque somos una colonia nos están tratando como si fuéramos nada”, dijo Rivera.
“Quiero hacer un llamado al pueblo del Área de la Bahía para que estemos en solidaridad con nuestros hermanos de Puerto Rico. Esta es una larga lucha”, dijo Denise Solís, con un autoparlante en su mano. Solís es una conocida activista de la organización Vamos por Puerto Rico.
“Esta es una isla donde se le ha dado libertinaje a muchas compañías, descuentos de impuestos a expensas del pueblo trabajador y ahora vemos un éxodo de puertorriqueños abandonando la isla porque no pueden sobrevivir allí”, dijo Solís, quien es también directora del grupo de música puertorriqueña Taller Bombalele.
“Queremos asegurarnos de que la reconstrucción de PR suceda sin el desplazamiento ni la expulsión de los propios puertorriqueños como lo que sucedió con el huracán Katrina. Que esta sea una oportunidad para que el puertorriqueño tenga su soberanía alimenticia, que sea capaz de implementar energía renovable que no sea dañina para el medio ambiente. Necesitamos asegurarnos inmediatamente de que la ayuda vaya directamente a la gente que la necesita pero también que la reconstrucción tiene que ser por y para el pueblo” enfatizó Solís.