Deportan a paralegal que estafó a inmigrantes con la promesa de arreglarles su estatus migratorio

Sara Salcido fue acusada de estafar a inmigrantes cobrándoles por servicios migratorios que nunca hizo

Guía de Regalos

Deportan a paralegal que estafó a inmigrantes con la promesa de arreglarles su estatus migratorio
Sara Salcido al momento de su detención por el sheriff de Riverside acusada de hacer pasarse por consultora de migración y robo mayor.
Foto: Suministrada

La paralegal de Cathedral City, Sara Salcido – quien fue sentenciada a cinco años de libertad condicional por hurto mayor a inmigrantes indocumentados –  fue deportada la semana pasada a México.

“La deportación se ejecutó el 18 de octubre”, precisó Laura Mack, portavoz de la Oficina de Inmigración y Control de Aduanas (ICE).

Salcido de 40 años fue condenada en enero pasado, y aunque escapó de la cárcel, fue detenida afuera del Centro de Justicia Larson de la ciudad de Indio en el condado de Riverside.

Permaneció recluida en el Centro de Detención de Adelanto desde enero hasta la semana pasada, cuando fue deportada.

En el momento de su detención el 20 de enero, Virginia Kice – quien fuera portavoz de ICE – dijo que se le arrestó en base a la condena por cargos criminales que recibió, lo que la convertía en una fuerte candidata a ser expulsada del país.

Acusación

Fue en mayo de 2015 cuando la Fiscalía del condado de Riverside inició una investigación sobre Salcido tras recibir la primera queja sobre sus prácticas.

La paralegal no tenía una licencia para practicar leyes en California. Sin embargo, de acuerdo al fiscal del condado de Riverside, Mike Hestrin, con mucha frecuencia Salcido prestaba asesoría legal sin estar registrada como consultora de migración.

Casi tres meses después, el 27 de agosto de 2015, fue detenida en su casa de Cathedral City, acusada de robar a sus clients – todos ellos inmigrantes indocumentados – más de 500,000 dólares al prometerles visas U, que se otorgan a víctimas de crimen. También se le acusó por hacerse pasar como consultora de migración.

La investigación incluyó cateos en su casa y en su empresa: Immigration and Court Services of the Desert (Servicios de Migración y Cortes del Desierto) localizada en Cathedral City.

En noviembre de 2016, el juez John J. Evans del condado de Riverside la encontró culpable de seis delitos mayores incluyendo gran robo y hurto menor al recibir dinero al hacerse pasar como consultora de migración. Al inicio se citó a nueve víctimas pero la fiscalía no determinó un número final de personas.

Irónicamente, durante los argumentos finales del juicio criminal, el abogado defensor, Leonard Cravens, dijo al juez: “Su señoría, en todos estos casos, esto no puede ser políticamente correcto, pero cada una de esta gente que se ha quejado en este caso, ha venido ilegalmente a los Estados Unidos”.

Agregó que: “Ellos (los inmigrantes que acusaron a Salcido) tienen muchos motivos para mentir sobre sus circunstancias no solo a la Corte sino a la señora Salcido y a todos. Ellos quieren estar aquí. Y ellos no harán nada para lograrlo”.

El 20 de enero de este año fue sentenciada a libertad condicional pero minutos después fue arrestada por ICE.

La Opinión publicó en 2015 al menos dos casos sobre las víctimas de Salcido. Uno de ellos fue la historia de Lindy Brau, una inmigrante mexicana a quien Salcido le hizo creer que le ayudaría a obtener cuatro visas U para ella y sus tres hijas.

Nunca hizo nada por ella.  Por lo que al paso de los años, Brau la demandó en la Corte de Asuntos Menores para obligarla a que le regresara los $3,800 dólares que le había pagado.

La inmigrante reveló que la paralegal tenía un patrón de engaño a los inmigrantes que como ella no dominan el inglés y se desempeñan en ocupaciones de bajos ingresos como los servicios y el campo.

Salcido respondió entonces que ella tenía una carrera de muchos años en la que había resuelto más de 3,000 casos migratorios, entre ellos muchas visas U.

La Opinión también reportó el caso de Cristina Hernández quien al no poder darse el lujo de pagar un abogado fue a ver a Salcido quien nunca presentó documento alguno ante migración, y por lo tanto su caso fue cerrado.

Rosa Elena Sahagún, la abogada en migración quien atendió a varias de los inmigrantes afectados por las prácticas de Salcido, dijo que el caso contra esta paralegal es el resultado del esfuerzo de varias víctimas.

“Muchas familias, más las víctimas enumeradas en los cargos penales han sido devastadas por Salcido. Hasta el día de su sentencia, intentó enlodar a sus víctimas diciendo que mentían”, indicó.

Sahagún señaló que el mensaje para la comunidad es claro: “Los riesgos de acudir a preparadores de documentos son palpables. Como ya lo vimos en el caso de Salcido, los preparadores de documentos migratorios, al verse enfrentados por la comunidad están listos para atacar a sus víctimas”, destacó.

Y remató diciendo que “el golpe dado por Sara Salcido fue bajo, exprimió a la comunidad indocumentada, sacándole mucho dinero, y después fácilmente los llamó mentirosos, solo por ser indocumentados”.