Vídeo: Policías de Pomona son acusados de dar golpiza a adolescente y de encubrimiento

"Miras los dos vídeos y piensas: 'Dios mío, lo alteraron. Es lo que hacen en las películas'", dice abogado

Vídeo: Policías de Pomona son acusados de dar golpiza a adolescente y de encubrimiento
Tres policías de Pomona intentaron encubrir la agresión a un menor
Foto: Captura vídeo ABC7

Christian Aguilar tenía 16 años cuando fue brutalmente golpeado por el agente de Pomona Chad Kenneth Jensen, 50 años, en la Feria del Condado de Los Ángeles en 2015, suceso que después Jensen intentó encubrir, junto a otros dos oficiales, redactando informes falsos, editando el vídeo en el que el incidente quedó registrado y finalmente, dando testimonios falsos, según una investigación posterior del FBI.

Todo comenzó cuando el primo de la víctima discutió con uno de los agentes, y finalmente Jensen acabó dándole dos puñetazos a Aguilar. La familia presentó entonces una demanda civil contra el Departamento de Policía de Pomona, con el abogado David Gammill al frente, quien asegura que el vídeo original del suceso ha sido clave para que la verdad se conozca.

“Miras los dos vídeos y piensas: ‘Dios mío, alteraron el vídeo. Es lo que hacen en las películas'”, dijo a ABC7 Gammill, “el vídeo completo muestra que Christian está de cara a la valla, que el oficial Jensen lo hizo girar y que él nunca se mueve, y entonces, Jensen comienza a golpearle”.

Jensen enfrenta ahora diversos cargos federales, sospechoso de la violación de los derechos civiles de un menor haciendo un uso irracional e innecesario de la fuerza; además de encubrimiento y obstrucción a la justicia al testificar falsamente, por lo que si es declarado culpable podría ser condenado a una pena máxima de 50 años de prisión.

INTIMIDACIÓN Y OBSTRUCCIÓN

Su compañero, el oficial Prince Taylor Hutchinson, 31 años, también está acusado de obstrucción a la justicia por dar falso testimonio a agentes del FBI y por colaborar en la redacción de informes falsos que justificaran el uso de la fuerza. En ellos, ambos oficiales relatan falsamente que el menor intentó agredir al agente y que se aproximó a metro y medio de un tercer agente que trasladaba a un arrestado, de acuerdo con la acusación.

El tercer agente involucrado en el caso, el sargento Michael Timothy Neaderbaomer, 49 años, está acusado también de obstrucción a la justicia por hacer declaraciones falsas al FBI y a la familia de Aguilar con el objetivo de que no reportaran el abuso a otras autoridades. Según la acusación, Neaderbaomer “intentó intimidar y persuadir corruptamente” a la víctima y a su familia al afirmar que el departamento tenía un vídeo que mostraba a la víctima golpeando a Jensen.

Los tres oficiales han sido procesados en el Tribunal de Distrito de los EEUU donde declararon su inocencia y fueron puestos en libertad bajo fianza de $50,000 dólares. El juicio está previsto el próximo 19 de diciembre, y si Hutchinson y Neaderbaomer son declarados culpables, podrían ser condenados a un máximo de 40 y 30 años de prisión, respectivamente.