Exjefe de campaña de Trump y su socio son acusados de “conspiración” y 11 cargos más

Manafort y Gate son los primeros acusados dentro de la investigación especial sobre la posible influencia rusa en las pasadas elecciones presidenciales de Estados Unidos
Exjefe de campaña de Trump y su socio son acusados de “conspiración” y 11 cargos más
El exdirector de campaña del presidente estadounidense Donald Trump, Paul Manafort, cubre su rostro mientras sale de su casa en un vehículo en Alejandría (Estados Unidos), hoy 30 de octubre de 2017. EFE/ Tasos Katopodis
Foto: Tasos Katopodis / EFE

Washington.- Paul Manafort, exjefe de campaña del ahora presidente Donald Trump y su exsocio Rick Gates se enfrentan al cargo de “conspiración contra Estados Unidos”, entre otros, en la investigación de la supuesta injerencia rusa en las elecciones de 2016, según el escrito de acusación divulgado hoy.

Fotografía de archivo fechada el 3 de mayo de 2016 que muestra al exjefe de campaña del presidente Donald Trump, Paul Manafort (c), habla con varios simpatizantes tras el discurso de Trump en la víspera de las primerias en Indiana, en Nueva York (Estados Unidos). EFE/Justin Lane

Los 12 cargos contra ambos, quienes se entregaron hoy al Buró Federal de Investigaciones (FBI), fueron aprobados por un gran jurado federal el pasado viernes dentro de la investigación encabezada por el fiscal especial Robert Mueller sobre la supuesta injerencia rusa en las elecciones y los posibles contactos entre Moscú y el equipo de Trump.

El presidente Trump volvió a tachar ayer de “caza de brujas” la investigación sobre sus lazos con Rusia que encabeza el fiscal especial Robert Mueller, y pidió que se “haga algo” contra las irregularidades que, según él, ha cometido su rival en las elecciones de 2016, Hillary Clinton.

Por su parte, Tom Pérez, Director del Comité Nacional Demócrata, expresó a los medios su preocupación: “El ex-jefe de campaña de Donald Trump y su adjunto han sido acusados ​​de conspiración en contra de los Estados Unidos, lavado de dinero y de hacer declaraciones falsas. Todo esto, en relación a sus esfuerzos por promover un régimen pro-Putin. Paul Manafort y Rick Gates manejaron la campaña de Trump y continuaron siendo una parte de su círculo más cercano después de las elecciones. Esto pone en evidencia la gravedad de la investigación sobre los vínculos de Donald Trump con Rusia. Es el momento de que los republicanos se comprometan a proteger esta investigación y a preservar el estado de derecho.”