Proyecto de ley en Florida cobraría a inmigrantes por el tiempo que estén detenidos para que los recoja ICE

Florida quiere superar a Texas y a su ley contra "localidades santuario".

Guía de Regalos

Proyecto de ley en Florida cobraría a inmigrantes por el tiempo que estén detenidos para que los recoja ICE
Una propuesta de ley en Florida busca no solo castigar a localidades "santuario" sino cobrarle a los inmigrantes por los días que pasen detenidos esperando por ICE (Foto: archivo)
Foto: AP / Archivo

Legisladores anti inmigrantes en Florida han propuesto un proyecto de ley que no solo quiere castigar las supuestas “políticas santuario” de ciudades y condados  sino que han ido un poco más allá, proponiendo que los propios inmigrantes reembolsen al gobierno por el costo de su detención.

El Proyecto HB9, presentado por el representante Larry Metz en la cámara baja de Florida, también emula varias cláusulas de una ley anti inmigrante aprobada este año en el estado de Texas (SB 4).

De ser aprobada prohibiría, por ejemplo, HB9 daría al gobernador del estado el poder de suspender a cualquier funcionario local que impulse políticas de cooperación limitada con autoridades migratorias.

Otra cláusula de la misma propuesta podría eliminar fondos a gobiernos locales que limiten dicha cooperación, y les impediría restablecer estos fondos durante cinco años.

Ciudades y condados podrían pagar hasta 5000 dólares por día, si violan dicha ley.

Lo más novedoso de la propuesta, sin embargo, es la idea de permitir a los gobiernos condales que pidan reembolso a los inmigrantes por el tiempo que pasan detenidos esperando que los recoja la Agencia de Inmigración y Aduanas (ICE).

Esto ocurre cuando ICE envía una orden de aprehensión (detainer) a una cárcel que ha reportado tener detenido a un inmigrante. El gobierno federal espera que la cárcel siga deteniendo a la persona mientras ICE llega por ella, a pesar que varios tribunales han dicho que esto es inconstitucional.

Pero esto también cuesta dinero, por lo que algunos gobiernos locales deben pagar de su propio presupuesto.

César Cuauhtémoc García Hernández, profesor auxiliar de derecho en la Universidad de Denver y experto en inmigración, dijo que esta es una cláusula “novedosa” en el proyecto, pero que sería muy difícil de implementar.

“Es difícil imaginar de qué manera un condado podría cobrarle a un migrante detenido. ¿Lo demandaría? ¿A quién demandaría? ¿Le retendrían su salario? ¿Pero si está detenido y va a ser deportado, como podrían hacer eso?”, señala García Hernández.

“Esta cláusula simplemente “huele” a grandilocuencia”, indicó el profesor.

Alarma entre grupos pro inmigrantes

Isabel Sousa, de la Coalición de Inmigración de Florida, una ONG que aboga por los inmigrantes en el estado, dijo a La Opinión que el proyecto de ley otorgaría “un poder sin precedentes al gobernador” del estado.

“Este proyecto sería peligroso y costoso”, dijo Sousa. “La intención es forzar a los gobiernos locales a colaborar y cooperar con la política migratoria federal hasta el punto de violentar los derechos de las personas”.

En Florida, la legislatura y el puesto de gobernador están dominados por el partido republicano, y el actual presidente de la Cámara de Representantes estatal está preparándose para ser candidato a gobernador, dijo Francesca Menes, consultora política de temas migratorios en el estado.

“Él quiere mostrarse y destacarse como un gran anti inmigrante, por eso está impulsando este proyecto”, dijo Menes.

Corcorán escribió un artículo editorial que fue publicado en los periódicos de Florida en el que presenta a este proyecto de ley como punta de lanza “en la lucha contra el fenómeno anti-Americano de los estados santuario”.

Dijo que en estados como California se instiga a la policía a “ignorar la ley federal”.

El estado de Florida cuenta con grandes poblaciones de inmigrantes indocumentados y que en los próximos años pueden perder su estatus de TPS o DACA, dijo la activista Sousa.

Y tanto Sousa como Menes temen que este año, el proyecto tiene más posibilidades de ser aprobado en Florida, aunque versiones del mismo no lograron hacerlo en los últimos tres años.

Corcorán está empujando el proyecto hasta tal punto que solo se asignó a un comité legislativo para examinarlo y este lo aprobó hace algunas semanas.  La sesión de la legislatura estatal comienza en enero y Menes espera que la cámara considere la medida casi de inmediato.

“¿Por qué piensan que este año lo lograrán? Creo que la respuesta es : Trump”, dijo Menes. “Al ganar las elecciones hace un año comenzaron a sentir que podían hacer cualquier cosa y en el mismo instante en que esto ocurrió, la cantidad de medidas anti inmigrantes que presentaron aumentó exponencialmente”.