Secuestraban a indocumentados en la frontera con México hasta que recibieron su merecido

Les pedían $2,000 dólares de recompensa a sus familiares

Guía de Regalos

Secuestraban a indocumentados en la frontera con México hasta que recibieron su merecido
Cobraban dinero de rescate a sus familiares y luego los vendían a otros delincuentes
Foto: Scott Olson / Getty Images

Ademas de sufrir de la dura persecución de la Patrulla Fronteriza algunos inmigrantes que cruzan la frontera se han encontrado con un destino igual de oscuro. Varios indocumentados provenientes de México han sido secuestrados por delincuentes que les exigen rescates a sus familias. 

Tras una investigación y su posterior juicio, un hombre del sur de Texas fue sentenciado este martes a más de 13 años de cárcel tras reconocer que integraba un grupo de personas que secuestró a punta de pistola a inmigrantes que cruzaban ilegalmente la frontera con México.

Juan Pérez-Alcoser, de 21 años y natural de Mission (Texas), fue sentenciado a 160 meses de prisión por ser parte de un grupo de seis hombres que secuestró a los inmigrantes que cruzaban la frontera de manera ilegal en mayo de 2016 usando pistolas y fusiles, informó el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE).

La investigación reveló que este grupo entró armado en el escondite donde un “coyote” mantenía al grupo de inmigrantes ilegales y les exigió que se fueran con ellos.

Horas más tarde, les quitaron sus teléfonos celulares y la mayoría de sus pertenencias y llamaron a los familiares de los rehenes pidiendo 2,000 dólares por persona para liberarlos.

Después de recibir el dinero exigido, uno de los implicados entregó a los inmigrantes a otro acusado, que los vendió a 200 dólares cada uno a un tercero.

Éste volvió a amenazar a los inmigrantes con dispararles en la cabeza si sus familiares no enviaban más dinero.

Finalmente, una vez liberados, tres de los inmigrantes se entregaron a la Patrulla Fronteriza y explicaron todo lo sucedido.

“La sentencia del martes ilustra claramente las graves consecuencias que enfrentan aquellos que intentan ganar dinero explotando a otros”, señaló en un comunicado Shane Folden, agente especial a cargo del equipo de Investigaciones de Seguridad Nacional (HSI) en San Antonio.

De acuerdo con documentos judiciales, los implicados -algunos de los cuales eran familiares entre ellos- en este caso de compraventa de inmigrantes en la frontera recibieron condenas de entre 13 y 29 años, según su implicación en este delito.

“Los contrabandistas de personas continúan mostrando una despreocupación insensible por el valor de la vida humana y nosotros seguiremos persiguiendo agresivamente a estas redes criminales que ponen en peligro las vidas de otros para obtener ganancias financieras”, concluyó el agente Folden.