Senado confirma a Kirstjen Nielsen como próxima secretaria de Seguridad Nacional

Nielsen fue confirmada para encabezar el DHS

Guía de Regalos

Senado confirma a Kirstjen Nielsen como próxima secretaria de Seguridad Nacional
Nielsen tomará las riendas del DHS.
Foto: Win McNamee/Getty Image

WASHINGTON— El Senado aprobó este martes, por estrecho margen y sobre líneas partidistas, a Kirstjen Nielsen como la sexta secretaria de Seguridad Nacional, pese a las objeciones de la oposición demócrata y de grupos defensores de los inmigrantes.

El voto se produjo un día después de que los republicanos del Senado lograran la aprobación de una medida para limitar el debate, pese a que también entonces los demócratas montaron una oposición contra Nielsen.

Nielsen, de 45 años, abogada y experta en temas de ciberseguridad, fue seleccionada por el presidente Donald Trump para reemplazar en el cargo como titular del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) al general retirado, John Kelly, quien en julio pasado pasó a ser jefe de Gabinete de  la Casa Blanca.

Nielsen fue jefa de personal del DHS bajo el mando de Kelly, a quien también acompañó a la Casa Blanca en julio pasado como subjefa de Gabinete y desde donde ha ayudado a establecer orden y mejorar la coordinación entre los asesores del mandatario.

De hecho, fue Kelly quien la recomendó para el máximo cargo en el DHS, según fuentes allegadas al proceso de selección.

Pero, como reflejo de las dudas sobre su experiencia y capacidad de liderazgo, Nielsen fue confirmada en el cargo con 62 votos a favor y 37 en contra, el margen más estrecho jamás registrado para funcionarios en ese cargo desde 2003.

A manera de contraste, Kelly, su antiguo jefe en el DHS y en la Casa Blanca, fue confirmado en enero pasado con 88 votos a favor y 11 en contra.

Nielsen tomará las riendas del DHS mientras el Congreso protagoniza agrias negociaciones sobre el futuro de los “Dreamers”, los fondos para el muro fronterizo y más agentes de Inmigración que prometió Trump durante la contienda, y el futuro rumbo de la lucha antiterrorista, entre otros temas.

La secretaria interina del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), Elaine Duke, dijo en un comunicado que Nielsen es experta en temas de seguridad nacional, tiene un “entendimiento profundo” de los asuntos que afectan a la agencia, y está en buena posición para liderarla hacia el futuro.

Con la confirmación de Nielsen, Duke pasará a ser “número dos” en la agencia, creada en 2003 tras los atentados del 9/11 y que abarca 22 agencias con tareas relacionadas a la seguridad nacional.  El DHS cuenta con un presupuesto anual de poco más de $40,000 millones y tiene un personal de 240,000 empleados.

El DHS no precisó fecha para la juramentación de Nielsen en el cargo.

El líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, dijo que con la confirmación de Nielsen, la Cámara Alta ha tomado “un paso serio para fortalecer la seguridad de nuestra nación”.

Resistencia demócrata

Entre los demócratas que votaron en contra de Nielsen figuraron Maggie Hassan, de New Hamsphire, y Kamala Harris y Dianne Feinstein, ambas de California.

Hassan expresó serias dudas sobre la independencia de Nielsen en el cargo, tomando en cuenta que le debe lealtad a Trump por su voto de confianza.

Durante el proceso de confirmación el mes pasado, Nielsen “no demostró que ofrecerá un firme liderazgo, libre de interferencia política de la Casa Blanca, algo que requiere el Departamento”, explicó Hassan.

Harris expresó malestar porque Nielsen jamás dio un firme apoyo a la protección de los “Dreamers”, que quedarán expuestos a la deportación cuando venzan sus permisos bajo el programa de “acción diferida” (DACA) de 2012, a partir del 6 de marzo de 2018.

Por su parte, Feinstein explicó que, a su juicio, Nielsen continuará dando prioridad a la deportación de familias inmigrantes, en vez de a criminales.

Eso es un asunto apremiante, tomando en cuenta que los republicanos aún no se han comprometido con la aprobación del “Dream Act”, lo que pone en riesgo de deportación a centenares de miles de “Dreamers”, dijo Feinstein.

La senadora relató la situación de Eusebio y María Sánchez, quienes fueron deportados después de 23 años en EEUU y de haber establecido un hogar en Oakland, con casa propia. Su hija mayor, una “Dreamer”,  quedó a cargo de sus tres hermanos nacidos en este país.

“Nada en el historial de Nielsen o en su testimonio indican que el departamento bajo su liderazgo tratará de forma distinta a familias como ésta”, manifestó Feinstein.