Legisladores proponen $81,000 millones para responder a desastres naturales

Al menos $26,000 millones de dólares sería para recuperar zonas afectadas por huracanes
Legisladores proponen $81,000 millones para responder a desastres naturales
El Congreso busca destinar recursos a ciudades dañadas por tormentas.
Foto: Joe Raedle/Getty Images)

WASHINGTON— Legisladores republicanos de la Cámara de Representantes presentaron anoche un paquete de $81,000 millones para responder a desastres naturales, con tajadas para Puerto Rico, Florida, Texas, California y las Islas Vírgenes, y que podría ser votado esta semana.

El monto representa casi el doble de los $44,000 millones que solicitó la Administración Trump el mes pasado, como parte de su tercer paquete de ayuda para los estados afectados por los huracanes “Harvey”, “Irma” y “María”.

“Tenemos un compromiso con nuestros conciudadanos que afrontan enormes esfuerzos de reconstrucción. Ellos merecen nuestro continuo apoyo, y debemos darles los recursos necesarios para que se recuperen de estas emergencias”, dijo el presidente del Comité de Asignaciones de la Cámara de Representantes y autor de la medida, Rodney Frelinghuysen.

Antes de esta nueva partida, que los republicanos quieren incluir en un megaproyecto de gastos para evitar un cierre del gobierno el viernes próximo, el Congreso ya había aprobado recientemente $53,000 millones para los incendios en California, y los huracanes en Florida, Texas y Puerto Rico.

El nuevo paquete, detallado en 184 páginas, autoriza $26,000 millones para programas de desarrollo comunitario, que ayudarían en la recuperación de desastres en Florida, Texas, California, Louisiana y las Islas Vírgenes.

En el caso de California, que ha sido afectado por numerosos y voraces incendios forestales, el texto del proyecto de ley no menciona un monto específico, pero sí explica que el gobierno destinará ayuda para áreas que fueron declaradas como “zonas de desastre” en 2017, y que ocasionaron grandes pérdidas económicas.

Los incendios forestales, que totalizan casi 7,000 este año, han dejado decenas de muertos y una enorme estela de daños en medio millón de acres y destrucción de viviendas en varias zonas de California, particularmente en el sur del estado.  El gobernador Jerry Brown ha solicitado $7,400 millones en fondos adicionales este año.

El legislador demócrata por California, Mike Thompson, no ofreció detalles a la prensa pero dijo que el paquete de ayuda “cubre todos los asuntos que yo destaqué” ante el Congreso.

Dentro del paquete de ayuda, los legisladores incluyeron $2,600 millones para el sector agrícola en Florida, que ha sufrido enormes pérdidas en los cultivos cítricos tras el paso del huracán “Irma”, en lo que el gobierno calificó como la peor temporada de cultivo de naranjas desde 1944.

Ese dinero estará destinado al Departamento de Agricultura de EEUU, que a su vez se encargará de hacer pagos directamente a los agricultores, según explicó el legislador republicano de Florida y presidente del subcomité de Asignaciones Agrícolas de la Cámara Baja.

Por su parte, otro legislador republicano de Florida, Mario Díaz-Balart, dijo que el plan suplementario destinará casi $3,000 millones para ayudar a los gobiernos estatales a responder a la llegada de miles de estudiantes desplazados por el huracán María en Puerto Rico.

El plan autoriza fondos para préstamos de la Administración Federal para Pequeños Negocios (SBA, en inglés), que ayudaría a Puerto Rico a continuar la reparación del tendido eléctrico y los enormes daños a la infraestructura en la isla, según la comisionada residente en Washington, Jennifer González.

Dentro de los fondos destinados a la Administración Federal para la Gestión de Emergencias (FEMA, en inglés, se incluyen $4,000 millones para el programa de préstamos para comunidades afectadas por desastres (CDL, en inglés), que también desembolsaría fondos para Puerto Rico.

“Son buenas noticias que el Congreso haya decidido radicar un proyecto de ley que duplica la cantidad de ayuda para las víctimas de los huracanes”, dijo a este diario Federico de Jesús, exsubdirector de la Administración de Asuntos Federales de Puerto Rico (PRFAA).

Según el experto, también es importante que el Congreso apruebe la solicitud del presidente Donald Trump para enmendar la “Ley Stafford”, para que FEMA pueda modernizar el tendido eléctrico en la isla, no solo reconstruirlo.

“Preocupa, sin embargo, que el Congreso quiera imponer condiciones a la ayuda de Puerto Rico, y le autoricen mayor injerencia a la Junta de Control Fiscal. La crisis humanitaria no puede ser excusa para socavar la democracia puertorriqueña más de lo que ya lo ha hecho la ley PROMESA”, señaló de Jesús, exportavoz de la campaña presidencia de Barack Obama.

Por su parte,  Jorge Silva, vicepresidente de comunicaciones del “Latino Victory Project”, dijo que los legisladores deberían sentir “vergüenza” de que, pese a la magnitud de la crisis en Puerto Rico,  “designaron  solo una pequena porción” para la isla, sin tomar en cuenta la solicitud de $94,400 millones del gobernador Ricardo Rosselló.

“Miles de puertorriqueños se están reubicando en estados como Florida y Nueva York, y  la mayoría podrá  votar en las elecciones de medio término y presidenciales”, en 2018 y 2020, respectivamente, advirtió Silva.

Para lograr el apoyo de los demócratas, los legisladores republicanos quieren  incluir la medida en la ley de gastos para las operaciones del gobierno federal, un asunto que ha generado fuertes pugnas partidistas.

Del lado del Senado, el líder de la mayoría republicana, Mitch McConnell, también sopesa incluir en la ley de gastos fondos para la recuperación de desastres naturales, aunque su oficina no ha divulgado detalles.

Si el Congreso aprueba el plan esta semana, como  proponen los republicanos, el monto total hasta la fecha para responder a desastres naturales superaría los $130,000 millones, por encima del costo del huracán “Katrina” en 2005.

?>