Qué hacer si quedas varado con tu auto en la nieve

Lo más importante es no perder la calma, pero reaccionar lo más pronto posible.
Qué hacer si quedas varado con tu auto en la nieve
Foto: Audi media

El Noreste de los Estados Unidos es azotado por los efectos de una devastadora estación invernal. Fuertes nevadas y temperaturas por debajo de los 0°C son sólo algunas de las secuelas de las constantes tormentas que continuarán afectando a los habitantes de ciertas zonas de USA y Canadá.

Por este motivo, en esta ocasión les presentamos 5 útiles consejos que los ayudarán en caso de que queden varados en una tormenta invernal:

5) Analiza la situación. La primera medida que debe implementarse en caso de quedar varado en la nieve es intentar contemplar con detenimiento la situación en la que nos encontramos. Debemos recordar si hay una estación de servicio cerca del lugar donde quedamos varados, o bien, si hemos visto alguna casa o edificio. Enciendan la radio o usen alguna app de clima para determinar si salir a buscar ayuda es la mejor solución.

4) Haz que tu vehículo resalte. Enciendan las luces intermitentes, toquen la bocina de vez en cuando y hagan cualquier cosa posible para que el vehículo resalte entre la blancura de la tormenta. Si es posible, desplieguen los triángulos de emergencia a una distancia prudente. Un auto visible evitará que otros automovilistas impacten contra nuestro vehículo.

3) Mantén despejado el tubo de escape. Mantener libre el tubo de escape es uno de los consejos más importantes de la presente lista. Jamás debemos olvidar que la intoxicación por monóxido de carbono es un grave riesgo durante una tormenta de nieve.

2) Sé amigable con tus vecinos. Este consejo funciona para cualquier situación de nuestra vida cotidiana, ya sea en el hogar, trabajo o durante una tormenta de nieve. Si el percance se transforma en emergencia, la unión de varias personas incrementa las posibilidades de salir ilesos. Incluso de sobrevivir.

1) Mantén la calma. Cuando uno queda varado en una tormenta de nieve, no es posible determinar por cuánto tiempo estaremos detenidos. Tal vez estemos acompañados en una ocupada carretera o puede ser que nos encontremos solos en un camino poco transitado. Sin importar las circunstancias, mantener la calma es de vital importancia, ya que nos dará la oportunidad de conservar energías.