Piden que MOTEL 6 compense a los inmigrantes latinos cuya información fue entregada a ICE

Organización latina de derechos civiles busca que la cadena sea responsable por las actividades que llevaron al arresto -y en un caso deportación- de varios inmigrantes que se hospedaron en moteles de Arizona y persigue una orden judicial que sirva "como ejemplo a otros negocios".

La cadena Motel 6 enfrenta una demanda por discriminación contra huéspedes latinos (Foto-archivo)
La cadena Motel 6 enfrenta una demanda por discriminación contra huéspedes latinos (Foto-archivo)
Foto: (Motel 6)

Una demanda presentada esta semana por el Fondo Mexicoamericano para la Defensa Legal (MALDEF) contra la cadena Motel 6 pretende ser un llamado de atención contra cualquier negocio privado que voluntariamente coopere con las autoridades de inmigración en detrimento de su clientela.

La demanda detalla ocho casos identificados de inmigrantes detenidos luego de hospedarse en un Motel 6, y acusa a la cadena, a su compañía matriz y sus empleados, alegando diversas violaciones constitucionales, incluyendo discriminación racial y ruptura de contrato comercial.

La acción legal pide una orden de prohibición contra la cadena para impedir que se repitan los incidentes del pasado año cuando, alega la demanda, varios inmigrantes latinos fueron arrestados tras hospedarse en al menos dos Motel 6 de Arizona.

“La demanda debe ser un aviso a las compañías que deciden aplicar las leyes migratorias y conspirar con el gobierno federal para violar los derechos de sus clientes”, dijo Andrés Gallegos, abogado de MALDEF.

La organización de derechos civiles alega que el negocio privado discriminó contra huéspedes latinos, violó sus derechos civiles, rompió su contrato comercial y conspiró con el gobierno federal para transgredir varios derechos constitucionales.

Todos los arrestos se dieron sin que la agencia federal presentara una orden judicial a motel, por lo que se acusa a la compañía de un patrón de colaboración voluntaria con ICE.

Cuando los arrestos se dieron a conocer el pasado año, la cadena indicó públicamente que estos incidentes se llevaron a cabo por decisiones locales y que no se trataba de una política corporativa, por lo que la práctica fue descontinuada. 

Pero MALDEF no sólo busca una orden de prohibición contra Motel 6 sino una compensación económica contra todos huéspedes que fueron sujetos a violaciones similares desde febrero de 2017, cuando ocurrió el primer caso.

Aplicar leyes migratorias no es el trabajo de un negocio privado, alega la demanda, sino del gobierno federal y compartir la información privada de huéspedes viola, entre otras cosas, la privacidad y el acuerdo comercial que la empresa hace con su clientela, alega la demanda.

Thomas Saenz, presidente de MALDEF, dijo que si los incentivos comerciales no son suficientes para que una empresa actúe de esta manera “deben saber entonces que hay consecuencias legales” en este tipo de casos.

Las víctimas de Motel 6, según la demanda

 

La demanda busca la certificación colectiva de una clase de personas afectadas por las acciones de Motel 6 y en particular personas latinas que fueron víctimas de un presunto patrón corporativo de colaboración con las autoridades migratorias.

En los ocho casos presentados como ejemplos en la demanda, los huéspedes fueron arrestados luego de alquilar una habitación y presentar documentación tal como su matrícula consular, su pasaporte mexicano o una licencia de conducir mexicana.

En más de un incidente, los inmigrantes reportaron ver documentos con su nombre y número de cuarto en manos de los agentes de ICE, o los agentes buscaban a la persona específicamente y sabían dónde encontrarla.

Todos los inmigrantes aparecen mencionados con un seudónimo en la demanda, como el caso de Jane V.

El 25 de junio del pasado año  la temperatura en Arizona llegó a los 116 grados y esta madre latina de cuatro niños ciudadanos de Estados Unidos, buscó refugio del calor en un cuarto de Motel 6 en Black Canyon, Arizona.

A la hora de registrarse, la mujer presentó una matrícula consular y luego procedió a pasar la noche tranquilamente en el cuarto alquilado, acompañada de sus hijos, de edades entre 2 y 11 años.

Pero a las 5 de la mañana, agentes de inmigración que se identificaron como “policía”, golpearon con fuerza la puerta, preguntaron por ella usando su nombre y luego procedieron a interrogarla y amenazar con separarla de sus hijos.  Finalmente, le ordenaron presentarse a las oficinas de la Agencia de Inmigración y Aduanas (ICE) en Phoenix.

Otro caso ocurrió el 18 de julio del 2017 cuando una pareja latina residente en el estado de Washington se hospedó en un Motel 6 de Phoenix West con sus tres hijos ciudadanos ya que el hombre empezaba un trabajo en la zona al día siguiente.

Según la demanda, el  padre de familia fue interceptado en su vehículo al día siguiente a las 5 y 30 de la mañana cuando se disponía a ir a su trabajo y los agentes tenían en sus manos un papel con su nombre y número de cuarto.

Luego, se alega, procedieron a tocar la puerta del cuarto donde estaba la mujer con los hijos y a tocar las puertas de otros cuartos específicos del motel.  Los agentes se llevaron al padre de familia.

Al menos una persona resultó deportada a raíz de los incidentes mencionados en la demanda, una mujer de Phoenix quien se hospedó en un Motel 6 con su marido mientras se hacían reparaciones en su residencia. La esposa fue deportada y el marido está en proceso de deportación.

No es la primera demanda contra MOTEL 6 ya que el estado de Washington presentó una demanda contra la empresa hace varias semanas alegando violaciones a las leyes de protección al consumidor y contra la discriminación.