Exasesor de Trump planea cooperar con la investigación de la “Trama Rusa”

La investigación ya ha arrojado cuatro enjuiciamientos de asesores de Trump
Exasesor de Trump planea cooperar con la investigación de la “Trama Rusa”
Manafort y Gates se entregaron al FBI el 30 de octubre de 2017
Foto: Win McNamee/Getty Images

Alerta en la Casa Blanca por lo que sería un paso hacia adelante en la investigación que realiza el fiscal especial Robert Mueller sobre los nexos de la campaña presidencial de Donald Trump con los rusos, también conocida como el “Rusiagate”.

Un exasesor de la campaña presidencial de Donald Trump, Rick Gates, planea testificar contra Paul Manafort, que fue el jefe de la operación para elegir al actual mandatario, en la investigación sobre la trama rusa que lidera el fiscal especial Robert Mueller, informó hoy el diario Los Angeles Times.

Manafort y Gates se declararon en octubre pasado no culpables de 12 cargos presentados en su contra por Mueller, entre ellos los de “conspiración contra Estados Unidos” y para “lavar dinero”, así como de realizar “declaraciones falsas y engañosas” y no presentar información financiera y de cuentas bancarias en el extranjero.

No obstante, Gates ha cambiado de opinión y planea declararse culpable de esos cargos “en los próximos días”, y ha dejado claro a los investigadores federales que está dispuesto a testificar en contra de Manafort, según indica Los Angeles Times, que cita a varias fuentes familiarizadas con el caso.

La cadena de televisión CNN también informó el pasado jueves de que Gates llevaba un mes en conversaciones con Mueller y estaba cerca de cerrar un acuerdo con el fiscal sobre su caso.

Según CNN, Gates se ha sometido ya a un interrogatorio del equipo de Mueller sobre su propio caso y sobre cualquier otra actividad criminal de la que pudiera haber sido testigo.

Gates, de 45 años y cuyo nombre era casi desconocido hasta que Mueller presentó los cargos en su contra en octubre pasado, era el protegido de Manafort, quien fue el jefe de la campaña electoral de Trump entre mayo y agosto de 2016.

Por su parte, Gates se unió a la campaña presidencial alrededor de marzo de 2016 y se quedó en ella después de que Manafort dimitiera en agosto, además de trabajar en el equipo que preparó la transición una vez que Trump ganó las elecciones en noviembre.

Pero la acusación de Mueller se refiere al periodo anterior a la campaña electoral, cuando Gates y Manafort trabajaban juntos como consultores políticos y supuestamente ocultaron a las autoridades de EEUU millones de dólares en pagos recibidos en Ucrania.

De acuerdo con Los Angeles Times, Gates confía en obtener “una reducción sustancial en su sentencia” por esos cargos si coopera con la investigación de Mueller, con la expectativa de pasar alrededor de 18 meses en prisión.

Hasta el momento, la investigación de Mueller sobre la trama rusa ha llevado al enjuiciamiento de cuatro personas relacionadas con el mandatario: Manafort, Gates, otro exasesor en la campaña electoral, George Papadopoulos; y el exasesor de seguridad de Trump en la Casa Blanca, Michael Flynn.