Con Trump, ICE tiene una prioridad: perseguir a las personas con record limpio

Ya no hay selectividad en los arrestos de ICE y las principales víctimas son personas honestas de la comunidad.
Con Trump, ICE tiene una prioridad: perseguir a las personas con record limpio
Cero tolerancia.
Foto: Scott Olson / Getty Images

¿Cómo definir lo que ha hecho Donald Trump en inmigración?

El abogado Aaron Hall, de Aurora, Colorado, lo explica de esta manera:

“Es como si el gobierno persiguiera a una persona que no cruzó la calle por el paso de peatones, y se la tratara como si fuera una ladrona de banco”, dijo Hall.

A pesar de que Trump y sus portavoces repiten  hasta el cansancio que ICE va detrás de los “peores criminales” que perjudican al país y atacar sin descanso a los estados y ciudades “santuario” que protegen a los inmigrantes de a pié, la realidad de los primeros 14 meses de este gobierno ha sido muy diferente.

En el año fiscal en curso, la cantidad de detenciones aumentó en los alrededores de un 30%. Sin embargo, el número de migrantes sin ningún tipo de delito penal se incrementó en 146% y el de los que tienen delitos solo en un 12%.

Gráfica basada en cifras de la Agencia de Inmigración y Aduana ICE para el año fiscal en curso y el año anterior (Foto: proporcionada)

Hall, como muchos abogados que practican ley migratoria, lo ha visto de primera mano en sus clientes Katja y Ernst, una pareja de Denver, con dos hijos ciudadanos y un record limpio, que a pesar de haber seguido todas las reglas, terminó devastada por la deportación.

“Ellos entraron legalmente, pidiendo asilo en este país. Mientras esperaban se hicieron asistentes de enfermería y ambos trabajaron legalmente durante muchos años en el cuidado de ancianos”, dijo Hall.

“Les negaron su caso de asilo y pasaron a un proceso de deportación, pero durante 17 años, desde el gobierno de Bush, el gobierno les permitió quedarse legalmente con visitas regulares a ICE. Su caso no era prioritario para deportación debido a su buena conducta, lazos en el país y gracias a la discreción procesal”.

Su hijo mayor cumplió la mayoría de edad y el abogado inició trámites de residencia para ambos, que USCIS aprobó. Pero los abogados de ICE se negaron a reabrir su anterior deportación, dejando a la pareja en el limbo.

Katya fue arrestada un día camino a casa del trabajo y fue deportada sin miramientos.

Esa es la nueva cara del sistema migratorio de Estados Unidos: ni tiempo en el país, ni record limpio, ni familiares, ni el efecto en la comunidad importan.

“Las nuevas políticas de ICE ya no tienen que ver con cumplir la ley sino que tienen otra intención: impedir que la gente se beneficie de las opciones que pudieran tener para legalizarse”, dijo Hall.

Prioridad número uno : personas con RECORD LIMPIO

A diferencia de anteriores gobiernos, ya no se da prioridad a los criminales peligrosos y la seguridad nacional: la nueva prioridad es CANTIDAD de detenidos y deportados.  

El resultado es un sistema más estricto, que usa una red amplia y es especialmente agresivo con las personas sin delitos, inmigrantes de buena conducta cuya única irregularidad es su estatus migratorio.

“Ya no se ejecutan las leyes en forma selectiva, para distinguir entre los miembros productivos de la sociedad y aquellos que son peligrosos”, dijo Kate Voigt, autora de un nuevo estudio que hace balance de la política del gobierno de Trump hacia los inmigrantes.