Nikki Haley propone recortar ayuda a México, Colombia, Perú y otros países

El borrador asegura que los votos en la ONU serían uno de los factores que evaluaría EEUU para su ayuda exterior
Nikki Haley propone recortar ayuda a México, Colombia, Perú y otros países
Nikki Haley, embajadora de Estados Unidos ante la ONU. EFE
Foto: EFE

WASHINGTON— La embajadora de EEUU ante Naciones Unidas, Nikki Haley, ha propuesto recortar la ayuda exterior a países en vías de desarrollo como México, Colombia y Perú, como castigo por no respaldar las políticas estadounidenses ante el organismo internacional.

Según un borrador de propuesta de 53 páginas, reportado por la revista especializada “Foreign Policy”, Haley ha propuesto una amplia revisión de los programas de ayuda exterior de EEUU, en el marco de la política de la Administración Trump de “poner a EEUU de primero”.

El documento, titulado “Política de Asistencia Exterior, EEUU Primero”,  refleja la reiterada queja del presidente Donald Trump de que otros países “toman ventaja” de EEUU mientras se oponen a sus intereses y objetivos.

Por ello, la misión estadounidense ante la ONU, liderada por Haley, ha elaborado un borrador de propuesta para que forme parte del complejo proceso interagencial que ha solicitado Trump para revisar la ayuda exterior de Estados Unidos. Es decir, la ayuda exterior se usaría como arma política para avanzar los intereses de este país.

La Administración Trump no ha tomado ninguna decisión final sobre la ayuda exterior, pero la oficina de Haley quiere que el historial de votos de los países ante Naciones Unidas, sobre asuntos que afectan a Estados Unidos, sea uno de los factores que las autoridades tomen en cuenta.

“Es la opinión de la misión estadounidense ante la ONU que toda la ayuda exterior estadounidense debe reevaluarse para asegurar que los dólares de los contribuyentes se gastan para avanzar los intereses de EEUU, no para financiar programas exteriores que proveen poca o ninguna rentabilidad”, indicó el documentado citado por la revista.

De aprobarse, el documento condicionaría la ayuda al apoyo político de los países ahora bajo la lupa, que en este caso son unos 42 países que en 2016 recibieron al menos $100 millones en ayuda exterior pero que apenas votaron cerca del 54% “en coincidencia” con EEUU.

En esa lista figuran México, Colombia y Perú, países que “pese a la generosidad del pueblo estadounidense”, en 2016 votaron en contra de los intereses de EEUU en al menos un 46% del tiempo, según el documento.

Un desglosado del Departamento de Estado analiza la “coincidencia de votos” de los países miembros de la ONU con los votos emitidos por Estados Unidos en 2016. Según ese análisis, México tuvo una coincidencia de voto con EEUU de un 53,3%, mientras que la de Colombia fue 53,9%, y la de Perú, un 54,3%.

El borrador de Haley sopesa reevaluar en particular la ayuda a programas de desarrollo a países pobres que tienen poco que ofrecer a EEUU, por ejemplo un programa de construcción de escuelas en Ghana por $4,9 millones; un programa contra el cambio climático en Vietnam, por $6,6 millones, o un programa de capacitación laboral en Zimbabwe, por $3,1 millones, dijo la revista.

En diciembre pasado, esos tres países apoyaron una resolución de condena por la decisión de EEUU de dar reconocimiento a Jerusalén como la capital de Israel, revirtiendo la política exterior que había mantenido este país durante décadas.

Aunque EEUU había amenazado con recortar la ayuda si los países apoyaban la resolución, la medida sobre Jerusalén fue aprobada con 128 votos a favor, 9 en contra y 35 abstenciones.

Por otra parte, el memorándum sí reconoce que en muchos casos las autoridades deben hacer exenciones debido a “intereses de seguridad o necesidad económica.

Por ello, los mayores receptores de ayuda exterior, como Irak y Egipto, que muchas veces adoptan posturas contra EUU, podrían quedar exentos de posibles recortes.

La Administración Trump recortó decenas de millones de dólares de ayuda para los palestinos, en represalia por su negativa a reactivar las negociaciones de paz con Israel.

Los recortes de ayuda a los palestinos “deben servir como eje desde el cual usamos nuestra ventaja en asistencia exterior, y así medirse su impacto”, indicó el documento.

John Bolton, cuyo nombre suena para reemplazar al asesor de Seguridad Nacional, H.R. McMaster, dijo recientemente a la cadena Fox News que apoya la idea de que EEUU “se cobre” los votos en su contra en Naciones Unidas.