Sueño hecho realidad: vestidos de graduación a estudiantes de bajos ingresos de L.A

Las adolescentes camino de graduarse este año han logrado mantener buenas calificaciones en medio de condiciones extremadamente adversas
Sueño hecho realidad: vestidos de graduación a estudiantes de bajos ingresos de L.A
03/21/18 / LOS ANGELES /Nasarex Villalobos, from Belmont H.S. was among 100 high school students who had a chance to step into a Òpop-upÓ boutique and choose their ideal prom dress Ð with jewelry, handbags, and shoes to match Ð at no cost. Operation School Bell Prom Day, an event that provides prom dresses, shoes, accessories, make-up and hair styling to nearly 100 low-income L.A. Unified high school girls. (Photo Aurelia Ventura/La Opinion)
Foto: Aurelia Ventura / Impremedia/La Opinion

Cuando a Nasarex Villalobos le dijeron que se había ganado un vestido de baile para su graduación de secundaria se emocionó mucho.

“¡Me siento muy afortunada! ¡Es una gran ayuda y ahorro!”, exclamó.

Esta estudiante de la secundaria Belmont fue parte de un grupo de más de 100 estudiantes de bajos ingresos de secundarias de Los Ángeles a quienes el programa Operation School Bell Prom Day de la Liga de Asistencia de Los Ángeles les donó todo un atuendo para su fiesta de graduación desde vestidos y zapatillas de gala hasta accesorios y bolsas.

También puso a su disposición maquillistas y estilistas voluntarias quienes las enseñaron a maquillarse y peinarse para el gran día, y les regalaron una bolsa con cosméticos.

Las ganadoras de un ajuar para su graduación fueron seleccionadas por los consejeros de las escuelas del Distrito Escolar de Los Ángeles (LAUSD)  ya sea porque viven en el desamparo, en moteles, refugios o en sus vehículos; porque han escapado de sus casas debido a una situación de peligro o porque en sus familias tienen mucha necesidad financiera.

A pesar de estos obstáculos han sobresalido en la escuela, algunas están al frente de su clase y camino de graduarse.

 

Nasarex Villalobos, una inmigrante Hondureña, estudiante de la secundaria Belmont y beneficiaria de DACA recibió un atuendo completo sin ningún costo para asistir a su baile de graduación. (Photo Aurelia Ventura/La Opinion)

Este año el LAUSD ha identificado aproximadamente 18,000 estudiantes sin hogar”, dijo Katie Rivezzo del programa de educación para el desamparo del LAUSD.

“Nuestra meta es crear una experiencia académica para ellos equiparable a la de sus compañeros que tienen un hogar regular. El programa Operación School Bell de la Assistance League que dona vestidos para las graduadas es uno de los favoritos del distrito”, dijo.

El ambiente era de alboroto entre las estudiantes en su mayoría, latinas y afroamericanas. Entre cientos de vestidos de gala pudieron escoger el que más le gustaba para asistir a su fiesta de graduación.

“Desde que vi este vestido me gustó”, dijo Villalobos de 18 años de edad y beneficiada con la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA). El vestido no necesitó ajustes. Era como si lo hubieran mandado a hacer a su medida.

Mi mamá es una madre soltera con cuatro hijos que sacar adelante. Así que cuando me dijeron que me iban a regalar un vestido, vine toda ansiosa y agradecida al evento“, comentó.

Villalobos como todas las adolescentes que se ganaron su vestido para su fiesta de graduación terminan la secundaria este año. Su sueño, dijo, es convertirse en abogada.

Gracias a las contribuciones de voluntarios, donadores y patrocinadores de la Assistance League’s Operation School Bell, estudiantes de 30 secundarias del Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles (LAUSD) tuvieron la oportunidad de ir a una boutique de moda montada en el Colegio Emerson y escoger su vestido. Y si acaso necesitaba un ajuste, ahí mismo estaban las costureras y sastres para hacerles los arreglos a su cuerpo.

Daisy Loya, estudiante de la secundaria Legacy ya está lista para asistir a su baile de graduación con el vestido nuevo que le regalaron dentro del programa Operation School Bell de la Assistance League de Los Ángeles.  (Photo Aurelia Ventura/La Opinion)

Daisy Loya salió fascinada de los vestidores portando un bello vestido rojo que le ajustaba a la perfección.

“Este es el vestido que realmente quiero, dije cuando lo vi”, dijo Loya de 18 años, estudiante de la secundaria Legacy de South Gate.

Mientras se mira al espejo para ver como luce, cuenta que quiere estudiar Ciencias del Ambiente. “Estoy considerando ir a UCLA”, comentó.

Y aún más confesó que la donación del vestido y todos los accesorios que va a ocupar para su baile de graduación, le quitó un peso de encima.

Una cuenta menos por pagar para mis padres. Mi papá trabaja como chef haciendo pasteles. Mi mamá es ama de casa. Y somos cuatro hijos”, aclaró.

Pero además reconoció que sin el vestido que le regalaron, no habría podido tener uno tan bonito como el rojo que escogió.

Esto es como un sueño hecho realidad. Cuando mi consejera me dijo que me regalarían mi vestido. Me emocioné. Me puse nerviosa. Nunca había encontrado personas tan generosas en mi vida“, dijo feliz esta estudiante, hija de inmigrantes mexicanos. Ella vive en Cudahy con su familia.

Melanie Merians, presidenta de la Assistance League afirmó que la mayoría de los vestidos son nuevos porque quieren que todas las muchachas se sientan especiales y adquieran confianza y seguridad.

“Tenemos más de 10 años organizando este evento sobre todo para ayudar a estudiantes de hogares de crianza, desamparadas y a quienes tienen necesidad”, precisó.

Hizo ver ver que el mensaje más importante para las jóvenes que se van a graduar, es que la educación es muy importante. “Si continúan, pueden cambiar el destino de la pobreza“, mencionó.

A Yessenia Gutiérrez de la secundaria Méndez además de donarle toda la vestimenta para su fiesta de graduación, la enseñaron a maquillarse y peinarse para el gran día.  (Photo Aurelia Ventura/La Opinion)

Yesenia Gutiérrez, estudiante de la secundaria Méndez admitió sentirse bendecida de contar ya con todo el atuendo para su baile de graduación.

“Me sentía mal de pedirle a mi papá para el vestido. Él es un padre soltero”, observó.

“Esta ayuda es realmente generosa. Nos han regalado un vestido, joyería, nos han enseñado a maquillarnos, peinarnos. Me siento feliz y muy honrada”, confesó esta joven cuyo sueño es ir a la universidad para estudiar psicología.

Alysa Correa de la secundaria  James Monroe logró conmover a sus maestros con su historia de vida, lo que hizo ganadora de su vestido de gala para su fiesta de graduación este año. Photo Aurelia Ventura/La Opinion)

Mientras Alyssa Correa escoge los accesorios que mejor le van a su vestido rojo, sueña con estudiar comunicación. “Me gustaría mucho trabajar un día en la televisión”, reveló.

A sus 20 años de edad, se acaba de graduar de la secundaria James Monroe de North Hills.

Platicó que al contarle su historia a su maestra Miss Hernández a través de una carta, se ganó el derecho a llevarse su vestido de graduación sin ningún costo.

¿Qué le dices en la carta? “Le conté como vine a los Estados Unidos. Que nací aquí pero me llevaron a vivir a Zacatecas en México, siendo niña.

“Le dije que regresé a los 17 años a los Estados Unidos a vivir con unos tíos, y lo difícil que fue separarme de mi mamá. Ella y mis hermanos son lo único que tengo. Yo no tengo papá”, mencionó.

Y añadió que regresó a Estados Unidos para tener una vida mejor y en busca de las oportunidades que allá no hay. “Quiero que mi mamá se sienta orgullosa de mi“, dijo entusiasmada y encantada con su nuevo vestido de fiesta de graduación.