México goleó a Islandia, contundente pero “engañoso”

El Tri se impone gracias a la calidad individual, pero el esquema táctico de Osorio sigue generando dudas
México goleó a Islandia, contundente pero “engañoso”
Miguel Layún celebra uno de sus dos goles ante Islandia
Foto: Imago 7

La selección mexicana aprobó el primer examen rumbo a la Copa del Mundo de Rusia 2018, tras derrotar 3-0 a su similar de Islandia con un golazo de Marco Fabián y doblete de Miguel Layún, en duelo amistoso correspondiente a la Fecha FIFA, disputado en San José, California.

En el Estadio Levi’s fueron más las dudas que generó el esquema futbolístico del Tricolor que los jugadores, quienes gracias a su calidad individual rescataron un partido trabado y de poco futbol.

Fabián anotó el primero al 37′, un golazo tras superar a la barrera en la ejecución de un tiro libre indirecto, una jugada bien trabajada en la que Miguel Layún le tocó la pelota a Raúl Jiménez y éste le pego suave para el disparo del jugador del Frankfurt.

En la víspera, Osorio había dicho que Fabián y Rodolfo Pizarro disputaban uno de los puestos mundialistas ya que el primero le daba disparo de media distancia y el segundo mayor conducción.

El segundo gol del Tricolor cayó al 64′ gracias a la explosividad de Hirving Lozano, quien entró en el segundo tiempo y cuya velocidad le permitió abrir la pelota a la derecha, a la llegada de Miguel Layún, quien venció al portero Runar Runnarson con un disparo raso y pegado al poste derecho.

En los últimos minutos, Layún mandó un servicio al área que el portero midió mal y permitió al Tri llevarse un 3-0 a favor.

Islandia había sido mejor en el primer tiempo y de no ser por Jesús Corona pudo adelantarse en el marcador. Chuy tapó un disparo de Johan Gudmunsson en el mano a mano y otro de Birkir Bjarnasson de media distancia.

Osorio planteó el partido con tres centrales, un mediocentro, dos volantes interiores y dos jugadores abiertos, así como un mediapunta y un delantero que jugó como poste, primero Raúl Jiménez y luego Oribe Peralta.

Fue un juego ríspido, a los Vikingo, y el mayor mérito del Tri fue sobreponerse a los golpes, a las patadas, no arrugarse ante el intercambio de fricciones como la que tuvieron Bjarnasson y Layún al 83′.

El partido se prestó para darle minutos a Omar Govea, Jesús Molina y a Pizarro, quienes aún sueñan con estar en la lista mundialista.

Osorio sigue respondiendo con resultados, más allá del funcionamiento. El martes, México enfrenta a Croacia en Arlington.