Trump felicita al condado de Orange por estar contra leyes “santuario” de California

El presidente afirma que las políticas “santuario” liberan a peligrosos criminales
Trump felicita al condado de Orange por estar contra leyes “santuario” de California
La Junta de Supervisores del Condado de Orange votó a favor de apoyar la demanda de Trump.
Foto: Getty/Google Maps

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aplaudió el movimiento del condado de Orange, que se rebeló contra las políticas “santuario” de California.

“Mi Administración se solidariza con los ciudadanos valientes del condado de Orange que defienden sus derechos contra las políticas ‘santuario’, que son ilegales e inconstitucionales”, aseguró en su cuenta de Twitter el mandatario.

En este sentido, consideró que “las leyes ‘santuario’ de California liberan a peligrosos criminales conocidos en las comunidades del estado. Todos los ciudadanos tienen el derecho a estar protegidos por la ley federal y a unas fronteras fuertes”.

Las palabras del gobernante llegaron después que la Junta de Supervisores del condado, un feudo conservador, votara a favor de respaldar la demanda de la Administración Trump presentada a comienzos de marzo en contra de tres medidas californianas, entre la que se encuentra la ley SB54, por la que California se declaró “estado santuario”.

Conocida como la Ley de los Valores de California, esta norma extendió a nivel estatal las protecciones de las “ciudades santuario”, aquellas que decidieron de manera local no colaborar con las autoridades federales del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) en la persecución de inmigrantes sin papeles.

Desde el inicio de la campaña electoral para los comicios presidenciales de 2016, Trump había centrado parte de su discurso contrario a la inmigración ilegal en este tipo de políticas.

El pasado 6 de marzo, el fiscal general, Jeff Sessions, llevó a la práctica la retórica del magnate y presentó una demanda en contra de esta ley y de otras dos más de este estado, lo que elevó el pulso entre la Casa Blanca y las autoridades de California en materia de inmigración.

Dentro del propio condado de Orange, la pequeña ciudad de Los Alamitos ya se había declarado en contra de la aplicación de la ley SB54 dentro de su territorio.