“Guardia Nacional en la frontera, mortal para los migrantes’’, advierten en México

“Guardia Nacional en la frontera, mortal para los migrantes’’, advierten en México
Foto: Getty

MEXICO.- La presencia de la Guardia Nacional en la frontera entre México y Estados Unidos autorizada recientemente por Donald Trump acarreará más muerte y sufrimiento para los migrantes quienes,  de todos modos, intentarán cruzar y pondrán en un mayor riesgo su vida, coincidieron analistas de seguridad y migración.

“Van a querer pasar y harán cualquier cosa a costa de más riesgos para su vida’’, lamentó el ex senador mexicano Felipe Gonzalez, quien fue presidente de la Comisión de Seguridad en la época en que Barack Obama también autorizó 1,200 guardias para apoyar a los agentes del Inmigración y Aduanas (ICE). Antes, George W. Bush, envió 6,000.

“Y ahora puede ser peor porque además de los guardias hay una escalada política antimexicana y anti inmigrante’’,agregó.

El sacerdote Alejandro Solalinde, fundador del albergue Nuestros Hermanos en el Camino, coincidió con Gonzalez sobre los riesgos de frenar la migración con policías.

“En la frontera sur (de lado guatemaleteco) tenemos una experiencia previa cuando Enrique Peña envió  a más agentes del Instituto Nacional de Migración (INM) para atender la crisis de los niños migrantes y, en lugar de frenarlos, lo que provocó fue que vinieran más. En una ocasión arribaron hasta 2,000 en un solo día’’, recuerda: fue el15 de abril de 2015.

Actualmente el INM deporta a alrededor de  350 inmigrantes al día, principalmente centroamericanos, según sus propias cifras públicas, una situación que podría agravarse en la medida en que éstos decidan quedarse en el país.

“Es una realidad que han disminuido los cruces: tan solo entre Tijuana y San Diego ahora hay una disminución del 15% y el reto se queda aquí. Habría que ver cómo México gestiona esta crisis y si esto va a cambiar la colaboración con Estados Unidos’’, advirtió José María Ramos, analista del Colegio de la Frontera Norte.

González advierte que lo más grave sería que por la tensión en la relación bilateral se deje de combatir el narcotráfico y el flujo de armas o el terrorismo. “Ojalá se logré un punto de negociación porque sería muy lamentable para los dos países que no van a evitar ser vecinos toda la vida’’.

Lo mejor sería, opina Solalinde, formular políticas públicas regionales entre EEUU, México y Centroamérica que busquen un desarrollo más igualitario. “No hay otro camino. Poner un muro o enviar la guardia es sólo un paliativo’’.