Escándalo en Argentina por policías que aseguraron que los ratones se comieron la marihuana desaparecida

Ocho policías fueron despedidos tras culpar a ratones de comerse más de media tonelada de marihuana
Escándalo en Argentina por policías que aseguraron que los ratones se comieron la marihuana desaparecida
Según los investigadores, es imposible que los roedores hubieran podido engullir más de 500 kilos de droga.
Foto: AFP

Por días fue un misterio.

En un depósito de la policía en Pilar, al noroeste de Buenos Aires, los agentes no encontraban razones para explicar qué había pasado con más de 540 kilogramos de marihuana que habían desaparecido de las instalaciones.

Hasta que un grupo de ellos ofreció una explicación que desconcertó al juez a cargo de la investigación.

El entonces comisario de policía de la ciudad, Javier Specia, y otros siete de los oficiales a su servicio, alegaron que la droga se la comieron los ratos que abundan en el almacén.

Ahora, los ocho implicados fueron despedidos de su cargo por considerar dicho argumento no era válido y habían mentido, pues según los investigadores, es imposible que los roedores hubieran podido engullir más de 500 kilos de droga.

Por lo pronto, los exoficiales deberán testificar nuevamente ante el juez el venidero 4 de mayo, cuando se decidirá finalmente si la desaparición de la droga se debió a “conveniencia o negligencia”.

La investigación

Un portavoz del juez Adrián González Charvay explicó que, de acuerdo con los expertos de la Universidad de Buenos Aires, “los ratones no confundirían la droga con comida”, e incluso si lo hicieran, “se habrían encontrado muchos muertos en el almacén”.

Marihuana

Reuters
La marihuana resultaría mortal para los ratones.

De acuerdo con las autoridades locales, en el almacén se han depositado unos 6.000 kg de marihuana durante los últimos dos años.

Pero el sucesor de Specia, Emilio Portero, notó las drogas que faltaban cuando asumió el cargo de comisionado.

Portero alertó a la división de asuntos internos de la fuerza policial, que luego registró el almacén y encontró que quedaban solamente 5.460 kg.

La sospecha recayó sobre Specia después de que las autoridades descubrieran que no firmó el inventario de las drogas incautadas cuando dejó su puesto en abril de 2017.

Según los informes, el excomisario también está siendo investigado por no haber presentado una declaración jurada de ingresos el año pasado.

?>