El VERSUS World Tour de Gloria Trevi y Alejandra Guzmán concluye por todo lo alto en Los Ángeles

El impresionante Hollywood Bowl acogió el final de la larga gira americana de las dos estrellas mexicanas
El VERSUS World Tour de Gloria Trevi y Alejandra Guzmán concluye por todo lo alto en Los Ángeles
Alejandra Guzmán y Gloria Trevi siempre ondean orgullosamente la bandera mexicana, además de la LGBT.
Foto: Trevilanders Oficial (Captura Twitter)

Tras recorrer el continente americano de arriba abajo, el ‘VERSUS World Tour’ de Gloria Trevi y Alejandra Guzmán llegó a su fin el pasado sábado 14 de abril en el Hollywood Bowl, un magnífico escenario en el corazón de L.A. que resultó idóneo para albergar las explosivas puestas en escena de las dos estrellas mexicanas.

Nacidas ambas en febrero de 1968, Gloria Trevi y Alejandra Guzmán habían compartido antes estilos y fans pero no escenario, con lo que esta gira ha sido, tal y como ellas mismas han admitido, una lección de humildad, generosidad y sobre todo amistad. De hecho, pese al vocablo “versus” (que titula también el disco conjunto inspirado por la gira), el concierto refleja la unión entre ambas estrellas, que lo toman y lo despiden juntas aun cuando la mayoría de las actuaciones las ofrecen por separado.

Lleno hasta los topes, el espectacular Hollywood Bowl acogió el final de la exitosa gira.

Así, tras una explosiva introducción que saca máximo partido de los efectos visuales del escenario, las dos divas se van pasando el relevo de una a otra, contando ambas con sus momentos de gloria (con perdón de Alejandra) para actuar, bailar y soltar frases memorables contra Trump y otros hombres que han roto sus corazones, así como a favor de los inmigrantes o las personas LGBT. No por casualidad, ambas minorías fueron mayoría el sábado.

Pese a interpretar sus últimos hits, las dos artistas realizaron, como dijo Trevi, un viaje a los noventa, a la era que más fama les dio, aunque dejando claro que nunca han sido más fabulosas que en este preciso instante. El entregado público, desde luego, les dio la razón.