Estamos más cerca de tener un clima con temperaturas extremas

El calentamiento global está causando cambios inusuales en el clima
Estamos más cerca de tener un clima con temperaturas extremas
California durante una intensa sequía en 2014 y el cambio tras las lluvias en 2017.
Foto: Getty Images

Nuevas investigaciones sugieren que el calentamiento global podría provocar que los cambios de temperatura se vuelvan inusualmente extremos.

Y las regiones donde ocurrirán los mayores cambios se encuentran entre las más pobres del mundo, y las menos responsables de las emisiones de gases de efecto invernadero que causan el calentamiento global, reporta NPR.

Los científicos del clima ya saben que a medida que el planeta se calienta, hay una mayor posibilidad de clima extremo: huracanes más grandes, por ejemplo, o lluvias más intensas.

Pero una montaña rusa de temperaturas extremas podría estar en camino también, según el estudio, que aparece en la revista Science Advances.

El huracán Harvey causó inundaciones en Houston. MARK RALSTON/AFP/Getty Images

Sebastian Bathiany de la Universidad de Wageningen en los Países Bajos dice que sus cálculos indican que las variaciones en la temperatura aumentarán: las oscilaciones normales entre altas y bajas temperaturas se harán más amplias. Las variaciones aún no son evidentes, pero lo serán en las próximas décadas, dice Bathiany.

Esto no sucederá en todas partes, porque diferentes condiciones afectan la temperatura en diferentes partes del mundo. En los trópicos, la humedad del suelo juega un papel importante en la moderación o “amortiguación” de los cambios de temperatura, según Bathiany. Es algo así como el llamado efecto Goldilocks: la humedad mantiene las temperaturas en algún lugar entre muy caliente y muy frío.

Pero una atmósfera cálida seca el suelo. “Y cuando tienes condiciones más secas”, dice Bathiany, “entonces las fluctuaciones de temperatura ya no son amortiguadas, por lo que tienes una mayor variabilidad de temperatura”.

Bathiany dice que si el planeta continúa calentándose, la variabilidad de la temperatura será especialmente pronunciada en la cuenca del Amazonas y partes de África y el sudeste asiático, lugares húmedos donde el clima cálido está agotando las cosas.

Filipinas sufre grandes inundaciones. EFE

Muchos países en estas regiones “no solo son más pobres para lidiar con los impactos”, dice, “sino que también en este caso los impactos serán peores” que en otras partes del mundo.

Peor aún porque no se espera que la variación de la temperatura en lugares como Europa y Estados Unidos cambie mucho. La variación en las latitudes del norte no depende tanto de la humedad del suelo, sino de los patrones climáticos atmosféricos. De hecho, la variabilidad de la temperatura en realidad puede disminuir en esas regiones y en el Ártico, pero con una excepción notable: el verano en Estados Unidos podría ver más temperaturas extremas.

Los extremos, de hecho, parecen ser parte de lo que traerá un mundo más cálido. Otro estudio nuevo encontró que California verá periodos húmedos y secos más extremos este siglo. Lo llaman el efecto “latigazo” del calentamiento global.


?>