El jefe de policía de L.A. apoya el cambio del controvertido programa de pensiones

Muchos bomberos y policías aprovecharon el DROP para ganar el doble al final de sus carreras

Charlie Beck lamenta el mal uso del programa DROP.
Charlie Beck lamenta el mal uso del programa DROP.
Foto: KTLA (Captura)

Charlie Beck, jefe de la policía de Los Ángeles, ha reconocido la necesidad de reformar un controvertido programa de pensiones que paga a los policías y bomberos casi al doble al final de sus carreras, permitiéndoles tomar largas licencias y costando a los contribuyentes cientos de millones de dólares.

En declaraciones en una reunión presupuestaria esta semana, Beck dijo que las preocupaciones acerca del Plan de Opción de Retiro Diferido (más conocido como DROP) estaban “bien fundadas” y expresaró su apoyo para cambiar la política. “Desafortunadamente, cuando el programa fue creado hace 15 años, eso no se hacía”, dijo Beck respecto a la práctica inapropiada del DROP por parte de determinados policías y bomberos.

Las observaciones de Beck responden a una investigación del Los Angeles Times que mostró que casi la mitad de los participantes de DROP en la década anterior no trabajaron en el programa debido a lesiones que van desde acumular dolores como síndrome del túnel carpiano y presión arterial alta hasta una carse de una silla defectuosa.