Presencia de ICE en las cortes no migratorias ayuda a los delincuentes, según jueces, policías y fiscales

Entre otras cifras preocupantes, un 82% de fiscales indicaron que la violencia doméstica se reporta menos y es más difícil condenar a los perpetradores.

Presencia de ICE en las cortes no migratorias ayuda a los delincuentes, según jueces, policías y fiscales
Foto: ice.gov

Las anécdotas de arrestos migratorios en las cortes cuando un inmigrante va a resolver algún problema legal ya no son casos aislados: cientos de agentes de la ley, jueces, fiscales y otro personal legal reportan que esta práctica está perjudicando el funcionamiento del sistema de justicia, creando terror en los inmigrantes a reportar delitos o participar como testigos, entre otras actividades.

Esencialmente, revela un reporte basado en un sondeo nacional de personal de justicia, la táctica de ICE bajo la mano de Trump “hace el trabajo de los perpetradores, al hacer realidad la amenaza de que las víctimas serán entregadas a inmigración si denuncian la fechoría”, reza el documento que resume los resultados.

Ahora hay cifras: un sondeo realizado conjuntamente entre la ACLU y el Proyecto Nacional para Defensa de Mujeres Inmigrantes (NIWAP) revela que el efecto de esta práctica, iniciada bajo el gobierno de Donald Trump, tiene un efecto profundo.

Desde el año pasado, abogados y otro personal de tribunales no migratorios comenzaron a reportar la presencia de agentes de la “migra” o la Agencia de Inmigración y Aduanas (ICE) en busca de inmigrantes que iban a esos edificios a resolver un asunto legal, testificar o buscar una orden de protección.

El tema ha sido de tal impacto, que jueces de varias regiones del país y otro personal judicial se han quejado a las autoridades federales migratorias y pedido que no utilicen esta táctica para atrapar inmigrante, puesto que afecta al resto del sistema judicial.

Si un inmigrante es víctima de un delito, testigo para un caso o busca una orden de protección de, por ejemplo, una pareja abusiva, pero tienen temor a ser deportados, entonces la justicia sufre para todos, alegan.

Por ejemplo, el sheriff Jerry Clayton de Washtenaw County en Michigan, dijo que el efecto no se limita a un inmigrante víctima de un delito. “Cada vez que alguien no reporta un delito corremos el riesgo de que el perpetrador siga victimizando a esa y otras personas, dijo Clayton al participar en el sondeo.

Por ejemplo, un 67% de los oficiales de policía que participaron en el sondeo dijeron que esto afecta negativamente su capacidad de proteger a víctimas de la delincuencia  y un 64% alega que es perjudicial para la seguridad de los propios policías.

De su parte, los fiscales dijeron que es mucho más difícil investigar y condenar casos de violencia doméstica, asalto sexual y tráfico humano, porque las víctimas inmigrantes se niegan a declarar o denunciar.

Un 54% de los jueces consultados reportaron casos interrumpidos por la renuencia de una víctima inmigrante a mostrarse en el tribunal.

Los policías también reportaron que los inmigrantes hacen menos reportes policiales, las víctimas de delincuencia ayudan menos en las investigaciones, etc.

Un 69% indicó que era más difícil investigar violencia doméstica y el 59% dijo lo mismo de los asaltos sexuales.

Un sorprendente 82% de fiscales indicaron que, bajo este gobierno, la violencia doméstica ahora se reporta menos y es más difícil condenar a los perpetradores.

En el sondeo participaron 232 agentes de la ley en 24 estados, 103 jueces, 50 fiscales y 389 abogados y asesores legales de sobrevivientes de un delito, en 50 estados.

Muchos han protestado, aunque ICE alega que la agencia se ve obligada a recurrir a estas y otras tácticas, como redadas mañaneras en hogares y lugares de trabajo, porque muchas jurisdicciones no están colaborando al entregar a inmigrantes en las cárceles o tras tener infracciones de tráfico, por ejemplo.