Lo que no te contaron del Cinco de mayo

El Cinco de Mayo no es el Día de la Independencia de México, a pesar de la creencia popular

Los Ángeles celebra el Mes de la Herencia Hispana.
Los Ángeles celebra el Mes de la Herencia Hispana.
Foto: Aurelia Ventura/La Opinion

Con la cruda del día después de la fiesta, te contamos de qué se trata este día tan celebrado.

Restaurantes y bares en todo el país abastecieron de tequila y tacos a los miles de estadounidenses en este ya pasado 5 de mayo que tanto se celebra. Y se celebra por las razones equivocadas.

Muchos estadounidenses tienen la falsa impresión de que el Cinco de Mayo es el Día de la Independencia de México, que se celebra el 16 de septiembre. La fiesta es una representación de la unidad y la resistencia a la intervención extranjera para México, quien el 5 de mayo de 1862 derrotó a uno de los ejércitos más fuertes del mundo en ese momento.

¿Qué pasó realmente el 5 de mayo de 1862?
En 1862, México había incumplido su deuda externa con varios países europeos, incluido Francia, y era una nación dividida por diferencias regionales. El francés Napoleón III vio la vulnerabilidad de México como una oportunidad para establecer una monarquía en América del Norte y atacó al mal equipado ejército mexicano en la pequeña ciudad de Puebla el 5 de mayo.

Anticipando el ataque, el general Ignacio Zaragoza pidió a los hombres disponibles que se unieran y lucharan por México. Después de la batalla de Puebla, los franceses se rindieron con una pérdida de 500 soldados. México perdió menos de 100, de los 2.000 hombres que se presentaron. Por lo tanto, el Cinco de Mayo se convirtió en un día de orgullo mexicano.

Aunque el Cinco de Mayo tiene sus raíces en la herencia y la cultura mexicanas, la mayoría no se da cuenta de que se trata en gran medida de una fiesta estadounidense. Apenas se celebra al sur de la frontera; solo en la ciudad de Puebla, donde tuvo lugar la batalla. De hecho, el presunto mayor festival del Cinco de Mayo en el mundo, la Fiesta Broadway, se lleva a cabo en Los Ángeles.

Poco después de que los activistas latinos comenzaron a crear conciencia sobre las festividades mexicanas durante los años 60, los restaurantes, los minoristas y las marcas de licores aprovecharon la oportunidad de comercialización. En los años 80, el Cinco de Mayo se convirtió en una auténtica fiesta para beber con un trasfondo cultural.

Hoy, los estadounidenses beben más cerveza en el Cinco de Mayo que el Súper Bowl o el día de San Patricio. Se gasta una media de  $ 735 millones de dólares en cerveza durante la semana del Cinco de Mayo. El año pasado, Corona se convirtió en la primera marca en obtener permiso para usar la bola de fin de año de Times Square, que la marca de cerveza convirtió en una lima y la dejó caer el 5 de mayo.

Incluso la Casa Blanca ha celebrado las fiestas de Cinco de Mayo en el pasado. Los ex presidentes George W. Bush y Barack Obama conmemoraron el vínculo entre los Estados Unidos y México en este día con ceremonias en Rose Garden y East Room.

Las celebraciones del Cinco de Mayo son fáciles de encontrar en los EE. UU. – las organizaciones comunitarias, los bares y las ciudades de todo el país tienen sus propias celebraciones, pero no encontrará a muchos otros países en el mundo celebrando este día. Cinco de Mayo no es tan popular en otros países como lo es en los Estados Unidos. ¡Ni siquiera en México!