Presionan para que el nuevo jefe del LAPD sea un latino; hay tres candidatos

“Ya nos toca”, dicen líderes de “La Ley”, la Asociación Latinoamericana de Policías Latinos
Presionan para que el nuevo jefe del LAPD sea un latino; hay tres candidatos
Pocos son los latinos que tienen cargos de mando en el LAPD. (Aurelia Ventura/ La Opinion)
Foto: Aurelia Ventura / Impremedia/La Opinion

Mientras la Ciudad de Los Ángeles entra en la etapa final para elegir al nuevo jefe del Departamento de Policía  (LAPD), la presión aumenta para que el elegido sea un latino.

“Si no presionamos, nunca va a ocurrir. Ya nos toca demandar que pongan a un elemento como el subjefe del Buró Central, Robert Arcos, que reúne todos los requisitos”, dijo Armando Pérez, de “La Ley”, la Asociación Latinoamericana de Policías (Latin American Law Enforcement Association).

“Ya es tiempo de que el Departamento tenga un jefe latino. Todos los jefes del LAPD han sido blancos y dos afroamericanos”, señaló Pérez.

Este lunes, la Comisión de Policía de Los Ángeles anunció que entregaron los nombres de los tres candidatos finales al alcalde Eric Garcetti.

“Tuvimos un grupo de candidatos sobresalientes de donde escoger. La Ciudad estaría muy bien atendida con cualquiera de ellos, pero estos tres individuos que presentamos hoy al alcalde, son verdaderamente destacados”, dijo el presidente de la Comisión de Policía, Steve Soboroff, en un comunicado difundido el lunes.

El siguiente paso en el proceso de selección está en manos del alcalde Garcetti, quien habrá de tomar la última decisión después de entrevistar a los aspirantes. Los nombres de los finalistas no fueron dados a conocer, pero se especula que el jefe Arcos está en la confidencial lista. Otros nombres que han aparecido como sustitutos de Beck son el subjefe Michel Moore y el jefe de la Policía de San Francisco, Bill Scott.

El candidato seleccionado por el alcalde para ser el nuevo jefe del LAPD deberá ser confirmado por el Concejo de la Ciudad.

¿Por qué un jefe Latino?

Pérez dijo que porque hay una falta de diversidad en los altos mandos del LAPD. El 49% de la población en Los Ángeles es latina, y el 47% del personal en el LAPD es de la misma etnia. Sin embargo, llegar a los puestos de capitán, comandante y subjefes es muy difícil para los latinos.

“Esos puestos de comandancia están dominados por los blancos en un 51%, mientras que solo el 27% son para los hispanos y 16% afroamericanos”, precisó Pérez.

Cadetes de la Academia del LAPD. (Aurelia Ventura/La Opinion)

Hizo ver que tristemente los logros por una mayor representación en el LAPD han sido resultado de demandas civiles. “A mediados de los años 80, logramos el decreto de acuerdo extrajudicial Blake que obliga a contratar mujeres y minorías, así como el acuerdo LALEY enfocado en la promoción laboral de estos grupos”, señaló.

“La diversidad étnica y de género que actualmente vemos en el LAPD, que seguido es presumida por los líderes del Departamento, no se debe a sus esfuerzos sino a pesar de ellos”, remarcó.

Hizo ver que una mirada más a fondo en el LAPD revela que no hay diversidad en las posiciones que permiten un ascenso a mejores salarios.

“Necesitamos y merecemos un jefe latino que entienda el desproporcionado número de crímenes que impactan a la comunidad latina que también es blanco de agresivos operativos de migración y de un movimiento antimigratorio como nunca”, señaló.

¿Quién es el jefe Arcos?

Indicó que Arcos, de 56 años de edad, es un jefe policial que no solo entiende a los latinos sino a todas las comunidades de la Ciudad. “Es un defensor apasionado de las políticas comunitarias y de los programas para los jóvenes. Tiene más de 16 de experiencia gerencial, y más de siete en una posición ejecutiva”, dijo.

Ha servido en todos las divisiones de la ciudad, y ha creado relaciones duraderas con todos los defensores de los vecindarios, organizaciones no lucrativas, comunidad de negocios,y líderes cívicos.

Algunos de los programas comunitarios que ha creado son: “A través de tus ojos” y el programa de futbol para los jóvenes del área de la calle 77.

Actualmente es el jefe del Buró Central encargado de una de las áreas con los más grandes desafíos de la ciudad de Los Ángeles, tales como el desamparo, una población inmigrantes con miedo al gobierno y la policía, y comunidades con altos niveles de drogadicción y problemas de salud mental.

Robert Arcos, subjefe encargado de la oficina Central y enlace de la comunidad latina del Departamento de Policía de Los Ángeles (LAPD) pide a la comunidad latina inmigrante que no tengan miedo. (Araceli Martínez/La Opinión).
Robert Arcos, subjefe encargado de la oficina Central del LAPD pide a la comunidad latina inmigrante que no tengan miedo.

Arcos nació en San Antonio, Texas pero creció en Atwater Village. Se graduó de la secundaria John Marshall y se enlistó en el Ejército donde sirvió por cuatro años.

Entró al LAPD el 12 de septiembre de 1988. Poco a poco fue escalando. Tiene experiencia en patrullaje, pandillas, narcóticos, operativos K-9 y reducción del crimen.  Además de haber trabajado de cerca con la comunidad para construir alianzas y aumentar la seguridad.

Tiene una licenciatura en Justicia Criminal, una maestría en liderazgo organizacional y actualmente estudia otra maestría en la Escuela de Políticas Públicas Sol Price de la Universidad del Sur de California. Está casado y es padre de tres hijos, y abuelo de un nieto.

Es considerado como un líder de carácter humilde pero a la vez fuerte y con mentalidad reformista.

Otro latino que fue entrevistado para el cargo es el jefe asistente del LAPD, Michel Moore, un veterano de por 35 años de las filas policiacas.

Quien resulte seleccionado como jefe del LAPD, deberá servir por dos períodos de cinco años.

En enero pasado, el jefe del LAPD, Charlie Beck sorprendió al anunciar que se retiraría en junio, antes de finalizar su segundo periodo de cinco años.  Con su jubilación pone fin a una carrera de 40 años en el LAPD

.