“Somos un equipo”: las enfermeras registradas se unen a la huelga de UC

Sienten que esta es la única forma de que sus demandas sean escuchadas

“Somos un equipo”: las enfermeras registradas se unen a la huelga de UC
El martes fue el segundo día de huelga en las UC.
Foto: KQED News (Captura)

En el Centro Médico de la UCI en Orange, las enfermeras registradas se unieron a sus compañeros de trabajo del sindicato en una huelga de solidaridad para abordar las desigualdades salariales y exigir salarios más altos.

“Es maravilloso ver el apoyo de nuestro personal auxiliar: están luchando por sus derechos y estamos aquí para ayudarlos”, dijo Gail Caro, una de las muchas enfermeras registradas que se unieron a la línea de piquetes para apoyar a los trabajadores de servicios. “Tenemos que luchar por ellos y vamos a luchar por nosotros porque somos un equipo”.

“Después de todo un año en la mesa de negociaciones, se han negado a escuchar nuestras demandas y creemos que esta es la única forma de que lo hagan”, dijo Mónica de León. Las huelgas están ocurriendo en todo el estado y están sucediendo en los cinco principales centros médicos de la UC y los diez campus universitarios.

De León, vicepresidenta de AFSCME 3299, está orgullosa de que muchas personas se unan para luchar por el cambio: “han pasado 30 años haciendo que todas estas uniones estén juntas. Honestamente, es un día histórico para la familia de la UC“.

Sin embargo, en un comunicado, los funcionarios de la UC dijeron que “están totalmente en desacuerdo con la decisión de huelga de AFSCME, lo que tendrá un impacto negativo en los pacientes, los estudiantes y la comunidad de UC“. Mientras, el sistema trata de evitar que los pacientes se vean afectados por la huelga.

De León asegura que la seguridad del paciente es una prioridad: “creamos un grupo de trabajo de protección al paciente para que tengamos trabajadores listos para cruzar la línea si es necesario en el caso de una emergencia. Proporcionamos esos nombres y números a las relaciones laborales. Saben que estamos a sólo una llamada de distancia”.

El sistema de UC dijo que sus trabajadores reciben una compensación igual o superior a la tasa del mercado y rechazó su oferta de un aumento anual del 3 % durante cuatro años, más los beneficios de salud y jubilación.