Un perro necesita decir adiós a su difunto dueño para superar su depresión

Los animales sienten la pérdida repentina de sus dueños igual que las personas

Un perro atiende el funeral de su dueño.
Un perro atiende el funeral de su dueño.
Foto: Elements Cremation, Pre-planning and Burial

Un perro de 13 años mostró signos de depresión luego de que perdiera a su dueño. El animal necesitaba decirle un último adiós.

Esta fotografía captura un momento especial entre una esposa, su difunto marido y el mejor amigo de éste.

Julia Beaulieu perdió recientemente a su marido debido a un ataque cardíaco repentino.

Cuando falleció en su casa, su perro Sadie no se apartó de su lado. Después de la muerte, ella mostró signos de depresión, no comió y esperó a que llegara a casa todos los días.

Julia creía que Sadie también necesitaba decir adiós y así poder cerrar esa herida. O curarla más rápido.

Por suerte, tenía razón.

“No había comido desde que murió, así que pensé que dejarla ver dentro del ataúd, al verlo allí tal vez le serviría para pasar página. Que le ayudaría como me ayudó a mí.

Después de 10 días sin comer y de 10 libras de pérdida de peso, en el momento en que Sadie regresó a su casa después del servicio, comió sin parar y pronto regresó a sus actividades diarias normales.