ICE acusó a joven amparado por DACA de ser pandillero. Mintió.

Un abogado comprobó que la agencia adulteró la declaración de Daniel Ramírez Medina para vincularlo al crimen organizado
ICE acusó a joven amparado por DACA de ser pandillero. Mintió.
Es probable que no haya consecuencias para los agentes de ICE dada su amplia inmunidad.
Foto: ice.gov

Un juez del Distrito de Estados Unidos rechazó los esfuerzos del gobierno federal por quitarle el amparo del programa de Acción Diferida para Llegados en la Infancia (DACA) a un joven acusado de ser pandillero por agentes de inmigración.

Daniel Ramírez Medina fue detenido en 2017 en Seattle, Washington, a pesar de no tener un historial criminal. En ese entonces, la Oficina de Control de Inmigración y Aduanas (ICE) insistió que el joven era un pandillero e intentó deportarlo. El martes, el juez Ricardo S. Martínez dictaminó que ICE no solo violó sus derechos al debido proceso, sino también mintió al vincular a Ramírez Medina al crimen organizado.

La odisea del joven comenzó el 10 febrero de 2017 cuando ICE fue a su casa con el fin de arrestar a su padre. Ya estando ahí, los agentes preguntaron si Ramírez Medina estaba “legalmente (en el país)”. Debido a que el joven contaba con el amparo de DACA, él contestó que sí y les proporcionó su permiso de trabajo. Los agentes de todos modos lo arrestaron.

Un grupo de abogados despúes intervino por Ramírez Medina, argumentando que las acciones que ICE había tomado en su contra eran ilegales. También alegaron que el reclamo clave de ICE —que el joven está “afiliado a una pandilla” — es una falsedad. Uno de sus abogados, informó Slate, también presentó pruebas que indican que ICE adulteró la declaración de Ramirez Medina, borrando las palabras que él había escrito para que pareciera que había confesado ser integrante de una pandilla.

Durante el primer interrogatorio, agregó Slate, los agentes de ICE le preguntaron si pertenecía al crimen organizado en cinco ocasiones. Ramírez Medina repetidamente dijo que no. El joven, de hecho, les informó que había “huido de California (a Washington) para escapar de las pandillas”.

Manifestantes se reúnen afuera de la audiencia judicial de Daniel Ramírez Medina en Seattle, Washington, clamando por su libertad.  (Foto: Jason Redmond/Getty Images)

No obstante, ICE apuntó a un tatuaje en el antebrazo del joven— una estrella náutica acompañada de las palabras La Paz-BCS, las cuales representan La Paz en Baja California Sur, su lugar de nacimiento —como prueba de que es pandillero.

Pero Martín Flores, experto en pandillas que ha sido consultado en más de 700 casos, declaró que “nunca había visto a un miembro de una pandilla con un tatuaje similar ni atribuiría a (ese) tatuaje ningún significado relacionado con pandillas”. Otro experto en pandillas, Edwina Barvosa, declaró que “no hay evidencias de que (el joven) haya sido miembro de una pandilla”. Asimismo, Carlos García, un investigador mexicano que ha estudiado las pandillas extensamente, afirmó que “(ese) tatuaje no muestra ninguna afiliación con pandillas”.

Por ello, el juez concluyó que ICE había violado los derechos de Ramírez al privarlo de “sus derechos de propiedad y libertad constitucionalmente protegidos sin el debido proceso legal”. El juez también determinó que ICE había violado la ley federal al despojar a Ramírez Medina del amparo de DACA de manera “arbitraria y caprichosa”, y prohibió que el gobierno rescinda los beneficios del progrma, por lo cual él puede seguir viviendo y trabajando en Estados Unidos. Por último, el juez Martínez prohibió que el gobierno vuelva a alegar que Ramírez es miembro de una pandilla o una amenaza a la seguridad pública.


NOTAS RELACIONADAS

?>