Meghan Markle y el príncipe Harry vendrían a California tras su luna de miel

Se trata de una visita familiar
Meghan Markle y el príncipe Harry vendrían a California tras su luna de miel
Meghan Markle junto al príncipe Harry.
Foto: Getty Images

Aunque se desconoce con exactitud cuándo se producirá el encuentro, teniendo en cuenta que los ahora duques de Sussex han decidido posponer su luna de miel para poder llevar a cabo sus primeros actos públicos como marido y mujer, fuentes cercanas a la pareja han asegurado este lunes que, tan pronto como termine el viaje de novios del príncipe Harry y Meghan Markle, estos viajarán a California o México, para visitar al padre de ella, Thomas Markle, y compartir con él todos los detalles de su boda del pasado sábado en Windsor.

“Meghan y Thomas están muy tristes por el hecho de que él no pudiera acudir a la boda, pero han hablado por teléfono varias veces y han acordado que Enrique y Meghan irán a visitarle muy pronto. Padre e hija han estado en estrecho contacto toda esta semana, principalmente a través de mensajes de texto”, ha explicado un informante al diario The Sun.

“Meghan ha estado muy preocupada por el estado de salud de su padre y ha estado comprobando con frecuencia cómo se encontraba. Thomas le ha dicho a otros miembros de su familia que está deseando que Harry y Meghan vayan a verle tan pronto como sea posible”, ha añadido el confidente.

El progenitor de la que fuera protagonista de la serie ‘Suits’ reside en México, pero en estos momentos se encuentra en California recuperándose de la delicada operación quirúrgica a la que se sometió la semana pasada, una intervención que le impidió asistir al enlace del año y acompañar a su hija hasta el altar de la capilla de San Jorge.

Sin embargo, y cómo él mismo reveló después de la inolvidable ceremonia del pasado sábado, al menos Thomas tuvo oportunidad de ver a la exactriz sonriente y feliz mientras contraía matrimonio con el hijo de Diana de Gales, todo ello gracias a la retransmisión televisiva con la que se difundió el evento a lo largo y ancho del mundo.

“El servicio religioso ha sido hermoso y forma ya parte de la historia. Siempre lamentaré no haber podido estar ahí y poder agarrar la mano de mi hija. Mi niña es ahora una duquesa y no podría quererla más. Cuando ves a tu hija casarse, toda su vida pasa por delante de tus ojos, desde que nació, desde la primera vez que pude sostenerla en brazos… Todos esos recuerdos vuelven con fuerza a la mente”, declaraba Thomas Markle al portal de noticias TMZ tras revelar que había visto la boda en casa de unos amigos de Los Ángeles.

Alrededor de la web