Plantean dar cobertura de salud a los ancianos indocumentados de California

De aprobarse, comenzaría a partir del mes de julio con el nuevo presupuesto 2018-19

Plantean dar cobertura de salud a los ancianos indocumentados de California
Los latinos mayores serán más afectados por planes de cambiar seguro social
Foto: Consumer Reports

En la legislatura de California avanza un proyecto para darle cobertura de salud a los personas mayores de 65 años que son indocumentadas.

Esta semana, el subcomité presupuestal en salud y servicios humanos del Senado aprobó que todos los adultos mayores que vivan en la pobreza, sin importar su estatus migratorio, puedan tener acceso a una cobertura amplia de Medi-Cal. Esto incluiría el cuidado preventivo y las visitas regulares al doctor.

Actualmente, los ancianos sin papeles solo pueden tener acceso a un Medi-Cal de emergencia.

“Hacerse viejo sin la seguridad de un plan amplio de salud es inimaginable para la mayoría de los californianos pero es la realidad de decenas de miles de nuestros ancianos”, dijo el senador demócrata de Bell Gardens, Ricardo Lara, autor de la medida Health4All Elders (en español Salud para Todos los Adultos Mayores).

Esta iniciativa de ley será negociada por representantes del Senado, la Asamblea y la oficina del gobernador. De aprobarla, quedaría incluida en el presupuesto 2018-19 que entra en vigor el 1 de julio.

Propone aumentar el financiamiento de Medi-Cal para cubrir a los adultos mayores por 75 millones de dólares en el presupuesto de 2018-19, y después de esa fecha, 150 millones de dólares cada año.

“Health4All Elders invierte en los adultos mayores de California que han vivido aquí décadas, han más que pagado su parte de impuestos, y merecen dignidad a su edad”, explicó Lara.

El senador Lara logró en 2015 que se hiciera ley su propuesta para darle cobertura de Medi-Cal a 218,000 niños hasta los 19 años.

Este año presentó la SB974 para dar cobertura a los adultos indocumentados con bajos ingresos.

El Centro de Estudios para la Migración, estima que hay entre 15,000 y 36,000 inmigrantes indocumentados, mayores de 65 años sin cobertura médica. La amplia mayoría han vivido en California desde hace más de 10 años y tienen hijos nacidos en Estados Unidos.

Normalmente los inmigrantes mayores indocumentados reciben solo cuidado de emergencia, lo que cuesta tres veces o más al estado, y a muchos los pone al borde de la bancarrota.

Del total de los 2.6 millones de indocumentados de California, los ancianos representan menos del 1%. Muchos de los latinos que ahora son adultos mayores y que son residentes o ciudadanos, consiguieron su residencia durante la reforma migratoria de los años 80.

“Han pasado 32 años desde que el Congreso aprobó una reforma migratoria para quienes ya vivían en los Estados Unidos, y su fracaso no debe caer sobre los hombros de nuestros adultos mayores”, dijo Lara.

Añadió que la disfunción en Washington D.C. y los constantes ataques de Trump hacia los inmigrantes no deben distraer a California de hacer lo correcto y ampliar el cuidado de salud para quienes han dado mucho a nuestro estado.

Los inmigrantes indocumentados pagan casi 3,200 millones de dólares en impuestos municipales y estatales, mucho más que el costo estimado de la cobertura de salud, según el reporte de 2016 del Instituto en Impuestos y Políticas Económicas.

Al ampliar el financiamiento para Medi-Cal se aliviará la presión  en las salas de urgencias y las clínicas comunitarias, de acuerdo a un reporte del Instituto de Políticas Públicas de California.

Para calificar para Medi-Cal, una familia de cuatro debe ganar 33,000 dólares al año.