“Claroscura”, el nuevo disco de Aterciopelados, es una joya que te deslumbrará

Tras 10 años de receso, la agrupación colombiana vuelve con 12 canciones inéditas
“Claroscura”, el nuevo disco de Aterciopelados, es una joya que te deslumbrará
El diseño del nuevo álbum fue realizado por el colectivo bogotano Comes Cake.
Foto: Cortesía / Elena Rodrigo / The Music Joint Group

Después de 10 años de “receso”— lapso en el cual los integrantes de Aterciopelados se dedicaron a realizar proyectos solistas, así como un dvd “reluciente y rechinante” y un homenaje al Divo de Juárez— la agrupación colombiana está de regreso.

Con Claroscura, su octavo álbum de estudio, Héctor Buitrago y Andrea Echeverri vuelven con la radiante energía que los caracteriza. El grupo bogotano ha regalado sorbos del álbum, que sale el 30 de mayo, a través de redes sociales. En preparación para su lanzamiento, Buitrago, miembro fundador de Aterciopelados, habló con La Opinión de los 12 temas que conforman la colección, haciendo hincapié en dos que se destacan tanto por su melodía como por su letra.

“Un huequito en tu corazón”

El nuevo proyecto de Aterciopelados se dio a conocer hace unas semanas con Play, una de cinco canciones producidas por el laureado músico argentino Cachorro López. El sencillo mezcla géneros como el reggae y el pop, y cuenta con la colaboración de la artista chilena Ana Tijoux.

Escrito por Echeverri en respuesta a la presión de adaptarse a un ambiente musical que vive de likes, su letra invita a reconectarse con y gozar del poder sanador de la música.

“Sólo quiero que esta música te acaricie como el viento, te caliente como el sol y te sepa a melocotón”, entona su voz inigualable. “No tiene que ser un hit, sólo contigo hacer click. Ser número uno no es mi ambición, quiero un huequito en tu corazón”.

“¡Con sentimiento, comadre!”

Claroscura, remarcó Buitrago, es un álbum sumamente femenino, hecho que se destaca con el tema Ay ombe, vamo a relajar el pony.

La letra de este vallenato con elementos de hip hop y rock, explicó el músico, compositor y activista, surgió por una situación en su círculo de amigos. Pero al sentarse a escribirla, vio que va más allá de lo personal, pues “la hypersexualización y el maltrato de la mujer se ve en todas partes: en el cine, en los medios, en la mayoría de géneros musicales…”

Ay ombe, vamo a relajar el pony retrata el final de una relación, en el cual la voz femenina corta con su agresor. “Gracias pero no quiero más tu amor disfuncional y bipolar”, canta Echeverri. “Grita, pega y muerde fuera de control. Yo quiero paz intrafamiliar. En la fiscalía te voy a denunciar por animal”.

Luego, a mediados de la canción, entra la voz de Jorge Celedón, uno de los grandes exponentes del vallenato, quien interpretó un tema del mismo nombre. Él canta: “Te entrego tu libertad. Ay, no tengo oportunidad. Empeño aquí mi palabra ante el universo y la sociedad. Represa todo mi sed. Ay, no lo volveré yo a hacer. Hoy agacho la cabeza ante la grandeza de la mujer”.

Claro, dijo Buitrago, “sabemos que también hay violencia hacia al hombre por parte de la mujer. Pero lo que la mujer vive es un fenómeno que se manifiesta por doquier. Y creo que ellas han demostrado que no aguantarán más, que ya no hay vuelta atrás. Me pareció interesante poner a la canción en este contexto. Siento que es algo que se tiene que hablar”.

Aterciopelados, además, se esforzó por contrarrestar la discriminación de género en los escalones superiores de la industria. Por ello, el álbum fue masterizado por Emily Lazar, cuyo trabajo con artistas como Paul McCartney, Coldplay, Vampire Weekend y Madonna, entre otros, la ha llevado a ser nominada a los premios Grammy en tres ocasiones.

Aterciopelados presentará Claroscura el jueves 7 de junio en el Conga Room de Los Ángeles. Tocar para la diáspora latinoamericana en Estados Unidos siempre le emociona a Buitrago. “Sé que (los latinos) trabajan mucho, que extrañan a su gente”, agregó. Con su música, él espera mermar la distancia.